Inicio / Opinion / Antorcha: cien por ciento libre de demagogia

Antorcha: cien por ciento libre de demagogia

Laura Castillo García

“En Texcoco hay una luz para los más humildes; por eso los gobernantes creen que Antorcha es un peligro e intentan combatirla; pero durante años les hemos demostrado que los antorchistas somos buenos, que luchamos por el mejoramiento de nuestras comunidades, que lo que queremos es el progreso de nuestro municipio”, aseguró doña María Clavijo, oriunda de Santa Catarina del Monte, al recordar que en su pueblo nació el trabajo de Antorcha Campesina en el Estado de México.

“El desarrollo que Antorcha ha llevado a Texcoco nos hace sentirnos orgullosos de pertenecer a esta organización; estoy muy agradecido de haberlos conocido porque gracias a eso ahora tengo una vivienda propia, un patrimonio para mis hijos en la colonia Leyes de Reforma”, aseguró el tercer habitante de ese asentamiento popular, fundado hace 24 años, con el fin de que los más desprotegidos de la sociedad tuvieran un techo propio.

Igual que los habitantes de esas comunidades, miles de texcocanos de colonias populares, comunidades estudiantiles y feligreses de varias parroquias, gozan de los frutos del trabajo antorchista, por lo que el próximo 13 de noviembre, el antorchismo texcocano realizará un evento político cultural para festejar 24 años de existencia del Movimiento Antorchista en Texcoco, en donde con limitados recursos porque no es gobierno pero con mucho trabajo de concientización y gestoría, ha resuelto cientos de problemas sociales y, con ello, beneficiado a miles de familias.

Sin ser gobierno, el progreso impulsado por el antorchismo texcocano en 24 años ha sido prácticamente integral en el municipio: lecherías, construcción de centros escolares, pavimentos, techumbres, bardas perimetrales, arcotechos, salas de cómputo, aulas, comedores escolares, gimnasios, drenajes y redes de agua potables; restauración de la catedral de Texcoco y varias parroquias como la de San Dieguito Xochimanca, la de San Luis Obispo de San Mateo Huexotla, de San Miguel Arcángel en San Miguel Coatlinchan; la iglesia de San Felipe, la Inmaculada Concepción del barrio La Conchita, entre otros apoyos gestionados ante diversas instancias gubernamentales, han generado las simpatías hacia el antorchismo de miles de texcocanos que, en los hechos, han comprobado que el trabajo antorchista es verdadero, que beneficia a grupos vulnerables y que impulsa la cultura y el deporte.

Así, con un trabajo permanente y transparente, el Movimiento Antorchista ha logrado aglutinar a miles de texcocanos que se sienten orgullosos de pertenecer a una organización limpia y cien por ciento libre de demagogia.

Es por ello que la falsa izquierda que gobierna Texcoco -llámese PRD, Movimiento Ciudadano o Morena- una y otra vez ha tratado de frenar el avance de la organización de los pobres. Además de la constante oposición a que gente de escasos económicos construya sus modestas viviendas en terrenos baratos gestionados ante el gobierno estatal (a quienes reiteradamente la dizque izquierda les niega la regularización de sus colonias y, por lo tanto, servicios urbanos básicos), y de las cotidianas detenciones de quienes difunden propaganda legal o realizar pintas con autorización de los dueños de las bardas -acciones que violan el derecho constitucional a la libre expresión-, los militantes y simpatizantes del partido Morena se han propuesto sembrar miedo entre los simpatizantes y militantes antorchistas, no solo para que no siga creciendo la organización de los pobres de México, sino para hacer naufragar el evento que con motivo del 24 aniversario de Antorcha en Texcoco celebraremos en ese municipio el próximo 13 de noviembre.

El último evento de violencia ejecutado por Morena en contra del antorchismo tuvo lugar en el poblado de San Miguel Coatlinchan; aquel pueblo en donde, a fines del siglo XIX, José María Velasco realizó una pintura de un monolito al que posteriormente los estudiosos identificaron como el dios de la lluvia, Tláloc. Ahí, en ese histórico poblado, un puñado de militantes de Morena, entre los que se encontraban el delegado y otros funcionarios del Ayuntamiento encabezado por el morenista Higinio Martínez Miranda, trataron de soliviantar a la población para que impidieran la entrada al pueblo del líder antorchista, Brasil Acosta Peña, e impidieran que realizara una reunión con aproximadamente 400 antorchistas. Al no obtener respuesta de la gente, los morenistas lanzaron insultos, piedras y huevazos a quienes pacíficamente realizaban una reunión dentro de los marcos de la legalidad. Gracias a la prudencia del líder antorchista y a la intervención de la policía estatal, el incidente no pasó a mayores.

Para no sentar precedente de impunidad del partido Morena y para denunciar actitudes violentas e ilegales de funcionarios municipales, el antorchismo texcocano interpuso la denuncia penal TEX/TEX/TEX/100/080968/16/10 por privación ilegal de la libertad, daño en bienes, lesiones, abuso de autoridad y lo que resulte, en contra de militantes de Morena. Asimismo, interpuso una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, en contra de la campaña de acoso y odio impulsada por el presidente de Morena en el Estado de México, Horacio Duarte, y el Ayuntamiento de Texcoco encabezado por Higinio Martínez Miranda.

Desde el año de 1983, Antorcha ha demostrado a los texcocanos que trabaja por el bien de los grupos vulnerables, de los deportistas, los artistas y por rescatar el patrimonio cultural de ese histórico municipio; por eso, día a día se adhieren más texcocanos al antorchismo, cuestión que no es del agrado de quienes dicen que su sello político es el único que debe existir en el planeta, por eso son tan intolerantes que hasta llegan a rozar el fascismo.

Ni más ni menos así se comportan los militantes del partido Morena en Texcoco. A pocos días de que se realice el magno evento que reunirá a 30 mil antorchistas texcocanos, los morenistas esparcen rumores de que no permitirán la realización de esa asamblea general pacífica, avalada por las garantías constitucionales, pero que a ellos les parece un evento de lesa humanidad. Por eso, aseguran, impedirán la llegada no solo del líder antorchista en el municipio, Brasil Acosta Peña, sino también la del secretario general del Movimiento Antorchista Nacional, el preclaro Aquiles Córdova Morán, a quien los texcocanos esperan con ansia. Las autoridades estatales deberán dar garantías de seguridad para que el evento masivo más importante que se llevará a cabo este año en Texcoco se realice pacíficamente y en las mejores condiciones posibles.

En un país en que rige la democracia, los ciudadanos tenemos derecho a organizarnos libremente con quien mejor nos parezca; por eso, es una aberración la intolerancia y violencia de los militantes de Morena en contra de quien no piense como ellos. Antorcha, por el contrario, es tolerante y pacífica, también es respetuosa de las diferentes expresiones políticas y es cien por ciento libre de demagogia pues, con el ejemplo, educa y organiza a los mexicanos en los principios de la unión, fraternidad y lucha.

Ver también

La impunidad en un gobierno de 4ta

Carlos Ugalde Sixtos Los últimos acontecimientos violentos de la semana pasada, hacen quedar muy mal …