Inicio Estado de México Estamos inmersos en un total egocentrismo: Leonardo da Jandra

Estamos inmersos en un total egocentrismo: Leonardo da Jandra

112
0
  • El filósofo aseveró que además, esta situación está pervertida por una serie de dinámicas nocivas de los medios (esoterismo, superación, tú te lo mereces, tú eres el mejor).
  • Entonces, los “chavos” se olvidan de lo demás, buscan lo fácil, son incapaces de hacer relaciones con los otros, y truenan todo concepto de comunalidad, desde desarrollo familiar hasta parejas.

Toluca, México.- Leonardo da Jandra, filósofo, escritor y autor de ensayos, novelas y cuentos, entre los que destaca Samahua, obra galardonada con el Premio Nacional de Literatura en 1997, dictó en la Universidad Autónoma del Estado de México, la Conferencia “Pensamiento actual en México”.

Al participar en el Programa “Abril, mes de la lectura” de la Máxima Casa de Estudios mexiquense, en el Plantel “Nezahualcóyotl” de la Escuela Preparatoria, habló de la importancia que tiene el pensamiento y la reflexión crítica. Enfatizó que ante un momento de decadencia global y un desprecio generalizado hacia las humanidades, lo realmente importante es aprender a pensar para tomar decisiones más propositivas.

Acompañado del director de Infraestructura Académica de la UAEM, Noel Bonfilio Pineda Jaimes, el autor de La hispanidad, fiesta y rito señaló la importancia de recurrir a la lectura de los clásicos y nuevas propuestas que permitan evolucionar el pensamiento.

El filósofo mexicano destacó que la mayor parte de los jóvenes en la edad básica no han sido educados para poder distinguir, primero, entre el bien y el mal, y creen que el bien es lo que les da gratificación y el mal es lo que los daña, pero no piensan en los demás.

Indicó que en Filosofía para desencantados, su más reciente publicación, enfatiza el tránsito en el que se encuentra el proceso evolutivo, con base a las siguientes determinaciones: el egocentrismo (la soberbia del yo), el sociocentrismo (que tiene como fundamento la solidaridad y la ética) y el cosmocentrismo (que es abrir el espíritu a la inmensidad absoluta).

Ahora, concluyó Leonardo da Jandra, estamos inmersos en un total egocentrismo, que además está pervertido por una serie de dinámicas nocivas de los medios (esoterismo, superación, tú te lo mereces, tú eres el mejor); entonces, los “chavos” se olvidan de lo demás, buscan lo fácil, son incapaces de hacer relaciones con los otros, y truenan todo concepto de comunalidad, desde desarrollo familiar hasta parejas.