Inicio / Opinion / La Llorona

La Llorona

De Frente

De Frente F1

Por: Miguel Ángel Mata Mata

¿Dónde están los niños?

Dicen que la víspera de la caída de Tenochtitlán, Cihuacóatl deambulaba entre los templos. Anunciaba una tragedia. “Ay mis hijos. Ya se acerca la hora de irnos. Ay mis hijos. ¿A dónde os llevaré?”

Otros platican que todas las noches a las once, cuando en la capital de la Nueva España sonaba el toque de queda, los habitantes se encerraban en sus casas a piedra y lodo. Las calles quedaban desiertas. Entonces, la oscuridad y el silencio se rasgaban con los largos y dolorosos lamentos de una mujer. «¡Ay, mis hijos», repetía monótonamente, estremeciendo los corazones de los más valientes.

Otros cuentan que hubo una hermosa mujer indígena que se enamoró profundamente de un caballero español. Éste le traicionó. Ella se sintió humillada.  Enloqueció y ahogó a sus tres hijos en un río. Después se suicidó. Ante las puertas del cielo, se le preguntó a la mujer por sus pequeños. «No sé dónde están, mi Señor», respondió ella. Así que fue condenada a buscarlos toda la eternidad.

Otros aseguran que la mujer que llora todas las noches en el laberinto de edificios de la ciudad de México es la Malinche, la mujer de Hernán Cortés, a quien se le acusa de haber traicionado a su raza por el amor al conquistador.

Iguala

Ya han pasado 20 días luego de la masacre del 26 de septiembre. Han hecho presos a 50. Han descubierto diez fosas en gigantesco panteón  clandestino. Se han fugado el alcalde de Iguala, su esposa y su jefe de la policía. Han llevado a investigación al alcalde de Cocula y a su jefe de policía. Los 14 municipales coculenses confesaron que ellos entregaron a los normalistas al grupo mafioso Guerreros Unidos. El jefe de esa pandilla, “El Benjamón”, se ha suicidado y, como los muertos no hablan… Aun siguen desaparecidos 43 estudiantes.

Lo dijo el presidente Enrique Peña Nieto: “todos estamos a prueba”. El  tamaño del macabro panteón se asemeja tan solo a las ejecuciones por limpieza étnica en El Cáucaso o a los hornos de Hitler. El horror es indescriptible. Donde meten el pico hallan tumbas con cuerpos dentro. “Hemos sacado como 300 cuerpos”, relata a Milenio un empleado de Protección Civil.

No son los cuerpos de los muchachos desaparecidos. ¿A quién pertenecen esos restos? ¿Quién les mató? ¿Nadie se percató del infierno? ¿Dónde están los 43 desparecidos? ¿Dónde están los normalistas? ¿Dónde están los niños?

Un juez otorgó un amparo federal a la señora Pineda Villa de Abarca, esposa del presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca.    Antes un juez estatal hizo lo propio con Don José. En Europa se hizo famosa ésta pareja. Les dicen “La pareja que baila entre los muertos”.

Nadie dice que mientras los jóvenes eran cazados por sicarios y policías municipales, en los cuarteles del Ejército, Policía Federal y Comisión Nacional de Seguridad, instalados en la misma calle de la masacre, todos durmieron tranquilamente. ¿Escucharon los balazos?

Ya se integró una comisión de Diputados federales que investigarán el caso. Ya se integró la de diputados locales que harán lo mismo. Los Senadores del PAN han formalizado su solicitud para desaparecer poderes en Guerrero. El Procurador General de la República informó que los restos humanos hallados en las fosas de Iguala no pertenecen a los normalistas. Pero los jóvenes no aparecen. ¿Dónde están?

Polarizados

Lo posteó un chilpancinguense empresario: “Me llamó mi esposa. Le dije que cerrara el negocio. Fui por ella y mis hijos. Ya estamos en casa. Si hubiesen tocado a mis hijos juro que los hubiese matado”. Él tiene una ferretera en el Río Huacapa. Cerca del Palacio de Gobierno que fue quemado por normalistas y maestros enfurecidos por la masacre de Iguala.

“Ya estamos hartos de los ayotzinapos”, han posteado cientos de ciudadanos. “Que no afecten a terceros”, reclamó Javier Saldivar, de la Cámara de Comercio de Acapulco, al reclamar su derecho a la libre empresa que “será afectada por la mega marcha que harán en Acapulco”.

“Entendemos su dolor. Les damos nuestro pésame  y nos solidarizamos con ellos, pero que no afecten a terceros,” dijo Joaquín Badillo, del sindicato patronal de Acapulco.

En el DF Hay paro en las universidades Nacional Autónoma de México, Autónoma Metropolitana e Instituto Politécnico Nacional. Normalistas de Michoacán y Oaxaca, acompañados por contingentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación han anunciado sus viajes a Guerrero a respaldar la exigencia por la aparición de los estudiantes. En el plano internacional hay presiones de la ONU, OEA y la comunidad Europea. Los Estados Unidos recomiendan no viajar a Guerrero.

Unos en contra culpan del clima del caos a la existencia misma de la normal rural. Otros culpan al gobierno por asfixiar a esas instituciones donde estudian los pobres de los pobres. Las dos puntas de la liga se tensan. Las jalan al máximo. Parece reventarán. ¿Llegarán al estallido social? ¿A la guerra civil? ¿Pobres contra ricos?

A todo esto: ¿Dónde están los normalistas? ¿Dónde están? ¿Quién les busca?

Abdicar

En la radio se escucha la voz fingida de un senador: “Soy Sofío Ramírez Hernández”.  Es uno de los miles que buscan postularse para seguir viviendo como millonarios a costillas de los impuestos. No cesó en su campaña de promoverse para que su partido, el PRD, le postule como candidato a gobernador. Para el nada pasa. Ni fosas. Ni desaparecidos. Ni comisiones de diputados. Ni narcos. Ni la polarización de la sociedad. Nada de nada. Pareciera autista.

Tampoco se ha enterado que en su cámara, la de Senadores, dio inicio un procedimiento para desaparecer poderes en Guerrero. Algunos, como él mismo, se han apuntado para un “interinato”.

Pero los hechos, y declaraciones de los actores reales de poder, debieran calmar sus ambiciones. Es ahí, en el Senado de la República, donde se toman las decisiones al respecto. Ahí, juntos, priístas y perredistas hacen mayoría frente a la solicitud panista por desaparecer poderes. A ambos partidos (PRI y PRD) les conviene la permanencia de Aguirre en el gobierno de Guerrero por mero cálculo electoral.

Lo dijo el dirigente nacional el PRI: “el gobernador debe quedarse para que responda por los acontecimientos”. Los perredistas le han mostrado su respaldo con cantinflescas declaraciones y posturas. A final de cuentas buscan rentabilidad electoral para el 2015. Todo es manejado desde el Senado de la República, órgano que representa precisamente, los intereses de los gobernadores.

Ya pueden ir guardando sus mágicas bolas de cristal y echar al saco los bolos con los que hacen actos de prestidigitación política los que se veían sentados en un explosivo interinato de diez meses. Aguirre deberá aguantar eso, y otros pendientes menos explosivos, pero si espinosos.

La Malinche

A la Llorona se le conoce como Auicanime, entre los purépechas; Xonaxi Queculla, entre los zapotecos; la Cihuacóatl, entre los nahuas; y la Xtabay, entre los mayas lacandones. Cihuacóatl era, para los mexicas, diosa de la tierra (Coatlicue), de la fertilidad y de los partos (Quilaztli), además de mujer guerrera (Yaocíhuatl) y madre (Tonantzin), tanto de los aztecas como de sus mismos dioses.

Era mitad mujer y mitad serpiente. La diosa que emerge, según la leyenda, de las aguas del lago de Texcoco para llorar a sus hijos (los aztecas). Es el sexto presagio de la devastación de la cultura mexica a manos de los conquistadores venidos del mar.

La Llorona es también uno de los primeros signos del mestizaje, pues es durante este período cuando se identifica en México a este fantasmagórico personaje con doña Marina, la Malinche, que vuelve arrepentida a llorar su desgracia, su traición a su pueblo indígena y su relación con Hernán Cortés.

Ay Mis Hijos

Los normalistas de Ayotzinapa bien pueden ser los hijos de La Malinche, muertos para limpiar la deshonra. Pero también pueden ser los hijos de Cihuacóatl, a quienes llora al anunciar la tragedia que está por venir. ¿Podemos esperar algo peor?

Los niños no aparecen. Por Ayotzinapa se escucha una plañidera llorar: “Ay mis hijos”. En Iguala se ve un espectro cerca de La Parota. Cientos de cadáveres no corresponden a los hijos buscados. Insiste y busca: “Ay mis hijos”. ¿Cuándo aparecerán?

Trascendió

QUE con tanto ruido se olvidan algunos casos pendientes: por la muerte de dos normalistas de Ayotzinapa el 12 de diciembre del 2012, será inhabilitado, para ejercer cualquier función pública, el ex presidente municipal de Acapulco, Alberto López Rosas. Así aparece en el dictamen terminado por la comisión de diputados locales que encabeza el diputado Flores Majul.

QUE este mismo personaje aparece en la lista de ex presidentes municipales responsables de firmar permisos para construir fraccionamientos en zonas que se inundaron durante los huracanes Manuel e Ingrid. Tal parece que el señor López aparece en todos los conflictos de Guerrero.

Numeralia

En la elección intermedia del 2015 se elegirán nueve gubernaturas, mil presidencias municipales, incluidas las 16 delegaciones del DF, 17 congresos locales y 500 diputados federales. (Foto de Portada tomada de Internet).

Ver también

Diputados antorchistas: Leyes, gestión y acción

Laura Castillo García Vocera del Movimiento en el Estado de México En medio de una …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *