Inicio Estado de México Poder Judicial y dependencias estatales suman esfuerzos para la formación de mediadores...

Poder Judicial y dependencias estatales suman esfuerzos para la formación de mediadores y conciliadores

0
  • Inició el Curso de Formación de Mediadores y Conciliadores Públicos de la entidad

Toluca, México.- La justicia restaurativa se fortalece y consolida en el Estado de México al pasar de la letra de la ley al terreno de los hechos, dijo el Magistrado Baruch F. Delgado Carbajal, presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Estado de México, al dar inicio a las actividades del Curso de Formación de Mediadores y Conciliadores Públicos de la entidad, en el que participan 37 servidores públicos adscritos a distintas dependencias vinculadas con la impartición de justicia.

Acompañado por el secretario del Trabajo, Francisco Javier García Bejos, el magistrado Delgado Carbajal dijo que la cultura de la paz se presenta como una vía de solución a esta vorágine de violencia que nos agobia e implica la participación decidida de la sociedad para la construcción de relaciones sociales armoniosas.

Subrayó que esta cultura de la paz viene a reforzar el respeto a los derechos y garantías de las personas en sociedad, como una guía para la resolución de los conflictos y los desacuerdos de las controversias y de las divergencias, y destacó los avances logrados en esta materia en el Estado de México, como lo evidencian varias reformas legislativas que incluyen la expedición, en el año 2011, de la Ley de Mediación, Conciliación y Promoción de la Paz Social del Estado de México, y el Centro Estatal de Mediación, Conciliación y Justicia Restaurativa del Poder Judicial, que cuenta con una red de 14 centros similares, con los cuales miles de familias se han beneficiado, al hacerse conciliado más de 20 mil casos.

Sobre este curso, destacó que también se colabora con la Secretaría del Trabajo, el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, la Procuraduría de la Defensa del Colono, los ayuntamientos e incluso con la Contraloría interna de la Legislatura local, para la formación de mediadores y conciliadores, lo que acredita en los hechos, la voluntad de transformar la impartición de justicia en todos los ámbitos.

Francisco Javier García Bejos, secretario del Trabajo del Estado de México, destacó que en el ámbito laboral, la conciliación es, como nunca antes, un instrumento real para convertir las diferencias entre patrones y trabajadores en conflictos donde, con la sensibilidad del mediador, el juicio es una instancia deseable sólo en menor media.

La justicia laboral moderna, agregó, depende de la conciliación y de la creciente oralidad para ser expedita, y en este sentido se enfocan los esfuerzos encaminados a dar certidumbre al mercado de trabajo más grande del país.

Consideró que fortalecer la expansión de los métodos alternos de solución de controversias es uno de los grandes retos que enfrenta la impartición de justicia en el Estado de México, tras lo cual reconoció el impulso dado desde el Poder Judicial del Estado de México, a una auténtica política pública de mediación, entendiéndola como un vehículo eficaz para agilizar la impartición de justicia y reducir la sobrecarga de los tribunales.

TSJEM 2505 F2

Al hacer la presentación de motivos, la directora del Centro Estatal de Mediación, Conciliación y Justicia Restaurativa, magistrada Martha Camargo Sánchez, explicó que los mediadores, conciliadores y facilitadores públicos y privados, son seleccionados bajo un riguroso proceso del perfil profesional, dado que es indispensable que cuenten con las habilidades, valores y cualidades que les permitan dirigir con éxito las sesiones de mediación donde se resuelven los conflictos que las partes ponen a consideración.

Consideró primordial la formación de mediadores en el ámbito municipal, laboral, contencioso administrativo y de colonos en esta sensible área de los métodos alternos de solución d conflictos, a fin de dotarlos de los conocimientos científicos, técnicos y metodológicos que les permitan asumir las competencias específicas para contribuir a fomentar la cultura de la paz.

Deja un comentario