Inicio Estado de México Previenen a universitarios sobre secuestro y extorsión

Previenen a universitarios sobre secuestro y extorsión

123
0
  • Personal de la Coordinación General de Combate al Secuestro de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México ofrece charlas en diversos espacios universitarios.

Toluca, México.- Para evitar ser víctima de un secuestro es pertinente estar alerta, procurar no establecer rutinas y reportar a las autoridades circunstancias extrañas e inusuales, sostuvo la asesora jurídica de la Coordinación General de Combate al Secuestro de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, Estela Mata Hernández.

En la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma del Estado de México, donde ofreció una charla sobre la prevención de los delitos de secuestro y extorsión, la servidora pública subrayó que cualquier persona puede ser privada de su libertad, sin importar nivel social, cultural o económico.

En compañía del subdirector Académico de este espacio universitario, José Dolores Alanís Tavira, detalló que algunas medidas para combatir este delito son: evitar que desconocidos sepan información acerca de tu capacidad financiera, no ser ostentoso y rechazar citarse con desconocidos en lugares poco concurridos o lejanos.

Asimismo, Mata Hernández refirió que en la actualidad, en Toluca existen mil 45 casos de secuestro bajo investigación, mientras que en los municipios que comprenden el Valle de México hay alrededor de mil 300 carpetas de investigación abiertas.

Ante estudiantes, profesores, investigadores y trabajadores administrativos, puntualizó las características del secuestro y sus variantes, como el secuestro exprés o el autosecuestro, “que se presenta, en la mayoría de los casos, en familias disfuncionales”.

Al ser un delito de alto impacto, indicó, está tipificado en la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Secuestro, la cual estipula que la pena a quien cometa este delito va de los 40 a los 140 años de prisión.

Estela Mata Hernández exhortó a la comunidad universitaria a denunciar ante la Fiscalía este delito, con el objetivo de castigar a los responsables y evitar la impunidad, para lo cual está disponible el 911, teléfono de atención a emergencias, y el 089 para denuncia anónima.