Inicio / Opinion / Puras fallas con Fayad en Hidalgo

Puras fallas con Fayad en Hidalgo

Luis Fernando González Díaz

Gobernar el estado de Hidalgo implica la aplicación de políticas públicas eficientes y capaces para contrarrestar el terrible rezago social que tiene la entidad. Sus gobernados rechazarán la represión e intimidación que intenta hacer Omar Fayad Meneses contra las legítimas peticiones de un pueblo organizado que únicamente aceptará soluciones serias.

Y es que el Movimiento Antorchista de Hidalgo ha sostenido reuniones con el mandatario hidalguense para exponer las carencias de miles de familias del estado tratando de buscar una solución inmediata para cambiar su condición de vida, sin embargo, éste ha incumplido pues desde el inicio de su mandato, a tres años, no ha abandonado su política de oídos sordo y ojos ciegos ante las demandas de los hidalguenses más pobres.

Tal vez al gobernador Omar Fayad no le queda clara la enorme necesidad que existe en Hidalgo. Según datos del Coneval, el 50.6 por ciento de la población total vive en pobreza por carencias sociales y el 8 por ciento, es decir cerca 234 mil personas viven en pobreza extrema, encontrándose con estas cifras desde hace más de 20 años, entre los 10 estados con mayor atraso social. Y comparado con su población, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, lo tiene catalogado como el estado con mayor índice en esta misma categoría. Estos son datos que pueden consultarse en sus páginas oficiales.

Las cantidades que se arrojan son fáciles de decir pero en la realidad muy difíciles de afrontar, motivo por el cual los hidalguenses han querido encontrar otra salida en la organización. Por ejemplo, en las comunidades más vulnerables como Nicolás Flores, Huazalingo, Huejutla, Huasca, La Misión, entre muchas otras hasta el municipio de Pachuca, se registra por lo menos un 30 por ciento de la población en condición de pobreza.

Y es que familias de más del 50 por ciento de los municipios de este estado no cuentan con los servicios de agua potable, redes de drenaje y electrificación, siendo el sector salud el más demandado y con el que menos cuentan los hidalguenses, sin contar el poco o casi nulo apoyo que tienen miles de campesinos para hacer producir sus tierras.

A todos estos índices se suma la política sin compromiso de Omar Fayad por atender las solicitudes de sus gobernados, acción que notoriamente perjudica mucho más a las familias que sufren los estragos de vivir en pobreza o pobreza extrema.

Como respuesta, el Movimiento Antorchista hidalguenses ha recibido solamente de Fayad Meneses, calumnias y hasta ataques violentos por encabezar las gestiones de los más necesitados. Él como muchos otros políticos piensan que la organización los quiere o tiene como enemigos pero no es así, el único enemigo de Antorcha es la pobreza y eso es lo que ha tratado de hacer a lo largo de más de 40 años de lucha, erradicarla para aliviar las terribles carencias del pueblo trabajador de Hidalgo y de México.

Por eso licenciado Omar Fayad, los antorchistas le exigiremos el próximo 10 de abril junto con 40 mil hidalguenses frente al palacio de gobierno, que en lugar de que responda a nuestras solicitudes con represión e intimidación, lo haga con soluciones efectivas para ayudar en las necesidades que tienen los diferentes municipios de nuestro lastimado estado que mucho lo necesita. Quizá sobre, pero es importante mencionar que nuestra protesta es legítima y será pacifica como todas las peticiones que hace el pueblo bien organizado en Antorcha.

Ver también

¿Dictadura del proletariado?

Brasil Acosta Peña Dirigente del Movimiento Antorchista en el Estado de México Los grandes defensores …