Inicio Estado de México Respetar el debido proceso para dignificar vida en prisión

Respetar el debido proceso para dignificar vida en prisión

0
  • Permitirá cumplir con la reinserción social que mandata la ley

Toluca, México.- El reto actual del sistema penitenciario mexicano, es dignificar la vida en prisión, por tanto, es fundamental el respeto al debido proceso, señaló el Primer Visitador General de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, Federico Armeaga Esquivel.

Recalcó que este aspecto se incluyó en el nuevo paradigma de los derechos humanos, derivado de la reforma al sistema penitenciario, a la luz de la reforma constitucional de 2011 en la materia.

Expuso que el ámbito penitenciario es el último eslabón del sistema de seguridad pública, por tanto, su tarea no sólo es prevenir, perseguir y juzgar, sino también reinsertar al individuo en la sociedad, procurando que no vuelva a delinquir.

Sin embargo, el problema actual es que no se logra la reinserción social para que quien violentó el orden social pueda regresar a su núcleo familiar y social, pues no se cuenta con las herramientas ni el tratamiento técnico-interdisciplinario adecuado, aunado a las condiciones de sobrepoblación que prevalecen en la mayoría de los centros de prevención social.

Resumió que las reformas constitucionales de 2008 y de 2011, ofrecen la oportunidad de salvar la deuda que se tiene con el sistema penitenciario, y para conseguirlo, el punto esencial es el trabajo que desarrollen los jueces de ejecución de sentencias, para lo cual es fundamental saber que, para procurar los derechos humanos al interior de prisiones en el nuevo sistema penitenciario, se debe respetar el debido proceso.

Armeaga Esquivel advirtió que no habrá resultados objetivos si no se garantiza éste, y agregó, que antes se creía que terminaba con la emisión de la sentencia, al suponerse que se habían respetado todas las leyes y tratados, para que finalmente la persona fuera separada del núcleo social, para iniciar su tratamiento al interior de una prisión.

No obstante, ahora lo que se busca es garantizar la seguridad pública de la sociedad y por tanto, se obliga a los involucrados en el sistema penitenciario, a observar la legalidad en sus actos.

En cuanto al principio pro persona que señala la reforma constitucional del 2011, para que todas las interpretaciones de la ley sean a favor del agraviado, indicó que también debe aplicarse al interior de los centros preventivos, ya  que todos los instrumentos internacionales establecen lineamientos sobre cómo debe ser tratado un interno, y coinciden en que tiene que ver con el respeto a la dignidad de una persona.

En ese sentido, dijo que no se debe estigmatizar a las personas privadas de su libertad, al darles la calidad de reo, de lo contrario no se podrá otorgarles un tratamiento objetivo. Para conseguirlo, se requiere la capacitación a todos los servidores públicos, para que estén conscientes de que atienden a personas que violentaron el orden social, no a un objeto.

Deja un comentario