Inicio Opinion ¿Y la transformación morenista en Texcoco?

¿Y la transformación morenista en Texcoco?

341
0
Brasil Acosta Peña,
Dirigente del Movimiento Antorchista en el
Estado de México

En campaña, los morenistas anunciaron que, con la llegada de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) al Gobierno Federal, se viviría bien en Texcoco y que ahora sí llegaría la hora de este municipio, pues se tendría lo que nunca: un gobierno local, una diputación federal, una diputación local, un senador, una delegada especial en el Estado de México (Edomex) y, finalmente, el Gobierno Federal de AMLO, todos del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Aseguraban que había llegado la hora de la izquierda en Texcoco, la hora soñada; que se pondría en práctica un modelo anticorrupción que nos sacaría de la pobreza y pondría a México a la punta del desarrollo. Llegaron ufanos con el cuento de que se acabaría todo lo malo y que llegaba la hora de lo bueno.

Sin embargo, la realidad ha desmentido, de manera gradual, esas altas expectativas y, aunque se argumente lo contrario, estamos peor que antes en Texcoco; vivimos peor que antes, eso se siente y se vive en el día a día y las cifras oficiales demuestran este empeoramiento.

El primer acto contra Texcoco fue la cancelación arbitraria del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAICM); pues con ello se frenó una fuente fundamental de desarrollo y empleo para los texcocanos: podríamos desarrollar nuestro potencial turístico y ecoturístico; las bodegas que fueron construidas para atender problemas relacionados con la logística alrededor del aeropuerto son ahora capital tirado a la basura; los empleos que se generarían, alrededor de 500 mil, se perdieron. Como se ve, teniendo la oportunidad de convertir a Texcoco en un polo de desarrollo, ahora, gracias a Morena, quedó en una condición precaria y lejos del desarrollo.

En relación con la seguridad, se siente un ambiente difícil en Texcoco y, por diferentes fuentes, se entera uno de varios secuestros, robos a casa habitación, de robo a vehículos con y sin violencia, de personas que sufren robos en el transporte, robo a negocios, extorsión vía telefónica, robo de celulares en los alrededores de las terminales de autobuses o en diferentes zonas de Texcoco, entre otras, cosas, etc.; y no vemos una campaña seria de Morena para atender el tema de la seguridad; algunas personas me han comentado que sienten que el gobierno municipal de Sandra Luz Falcón está rebasado en este tema.

Ahora bien, después del aeropuerto, fueron cancelados los programas federales que, mal que bien, ayudaban a las familias de Texcoco: se suspendió el apoyo federal a las guarderías (Estancias Infantiles), al Progresa, Prospera u Oportunidades; se anularon las becas a los niños de primaria y secundaria; se suspendieron los apoyos a quienes sufren por el cáncer, los dejaron sin sus medicinas; lo mismo que aquellos que necesitaban de medicinas para la diabetes; y ahora, con el coronavirus, no estamos preparados; se canceló el apoyo a los comedores infantiles y los programas de escuelas de tiempo completo. En fin, Morena, lejos de ayudar a los texcocanos, los golpea con estas carencias.

En materia de corrupción, escuchamos, por todos lados, que se está combatiendo “en serio”; sin embargo, en Texcoco hay varios casos sonados de corrupción y no vemos que se combatan, más bien parece que el ojo de Santiago Nieto no ve cuando se trata de Texcoco; y, para no ir lejos, el caso más sonado fue el de la ex-presidenta, Delfina Gómez, que desvió impunemente recursos de los trabajadores del municipio a cuentas del Grupo de Acción Política.

En materia de obras públicas también vemos el cierre de la llave federal y municipal; pero esta negativa a otorgar recursos para obras y servicios no me afecta como dirigente social; y tampoco a Antorcha, organización en la que milito; afecta a la gente necesitada del municipio, a los niños, a las madres de familia, a los estudiantes, etc. Efectivamente, con la cancelación del Ramo 23 de recursos federales, cerraron la llave al desarrollo de Texcoco. Los recursos públicos gestionados por Antorcha, y que llegaron a las comunidades de manera efectiva, constan a los texcocanos: techumbres en más de 90 escuelas, calles pavimentadas, apoyos a la vivienda, construcción de aulas, alumbrado público, obras de electrificación, obras deportivas y rescate de espacios públicos, etc., trabajos que fueron conseguidas con el esfuerzo y la lucha del pueblo de Texcoco; sin embargo, el Gobierno Federal de Morena, encabezado por AMLO, suspendió a los texcocanos esos recursos y dejó a muchas escuelas sin techumbre, varias calles sin pavimentar, a jóvenes sin espacios deportivos, niños sin su comedor, etc.; es decir, el gobierno que prometió que ayudaría, dejó sin ayuda a los texcocanos.

Pero si el golpe federal no fue suficiente, viene el golpe municipal y su estrategia para obtener votos en la próxima elección de 2021. Veamos: el presupuesto municipal, aprobado en 2019, fue de mil 228 millones de pesos (mdp); sin embargo, solo se ejercieron mil 170 mdp y, para 2020, se tienen presupuestados mil 293 mdp; es decir, solo 65 mdp adicionales (¿y el apoyo federal?), incremento del 5.29 por ciento. ¿Y en qué se gastó el ayuntamiento los recursos de los impuestos de los texcocanos? En el famoso Capítulo 1000, que se refiere a servicios personales, es decir, en Sueldos y Salarios proyectó gastar, en 2019, 370 mdp y gastó 391 mdp; es decir, 21 mdp más, en pago de nómina, trabajadores que luego se convierten en activistas políticos y, para ese mismo rubro, pretenden gastar en 2020, 422 mdp; es decir, 52 mdp más que lo autorizado en 2019; en otras palabras, pretenden contratar burocracia para el servicio partidista, disfrazados de funcionarios para “atender” a los texcocanos; pues con esos 52 mdp se podrían hacer 52 techumbres para varias escuelas. En el rubro de “transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas” programaron 143 mdp y gastaron 150 mdp, siete mdp más y ahora presupuestan 162 mdp en ese rubro, es decir, 19 mdp más; se trata, pues, de comprar votos con este dinero público. Otro rubro que llama poderosamente la atención es el de “bienes muebles, inmuebles e intangibles” en el que proyectaron 43 mdp, gastaron 37 mdp y presupuestan 182 mdp, ¿en qué se pretenden gastar tanto dinero? Finalmente, el rubro, que me parece trascendente, es el relativo a la obra pública; en 2019 presupuestaron gastar 322 mdp, 4.5 mdp por comunidad; pero solo gastaron 275 mdp, es decir, 47 mdp menos y ahora presupuestan tan solo 182 mdp; es decir, se observa una fuerte reducción del 43 por ciento; es decir, ahora alcanzarán 2.5 mdp por comunidad, es decir nada, en comparación con todas las necesidades y carencias de las comunidades de Texcoco. ¿Ése es el futuro por el que votaron quienes lo hicieron a favor de Morena? Llegó la hora de voltear a ver a una organización sensata que da la respuesta al pueblo: la liberación del pueblo debe ser obra del pueblo mismo organizado, educado y participativo. No vale la pena votar y esperar las mejoras, pues no han de llegar. Es hora de tomar en nuestras manos el proceso. Aquí está el Movimiento Antorchista, preparándose desde hace 46 años para servir al pueblo; y lo hemos demostrado sin ser gobierno. A eso invitamos a los texcocanos, a que vean el futuro que quieren; Antorcha asegura un futuro prominente en que los texcocanos destaquen, tengan buena salud, vivienda, escuelas de calidad, alimentación adecuada, que regrese, pues, la grandeza texcocana.