Inicio / Opinion / 40 años haciendo historia

40 años haciendo historia

Miguel Ángel Álvarez

Este día, el Movimiento Antorchista nacional culmina un ciclo de festejos de aniversario al arribo de sus cuatro décadas de existencia, y los cierra con un evento monumental en el foro más grande del país, el Estadio Azteca en la ciudad de México.

En esta ocasión le tocó a mis compañeros del estado de México, que representan la organización de masas más grande en esa entidad, tanto así, que tuvieron que partir su gran contingente estatal en dos celebraciones, una que se llevó a cabo el pasado fin del mes septiembre en el estadio “Alberto Chivo Córdova” en la ciudad de Toluca, y el de este día, en el Coloso de Santa Úrsula en la capital del país, al cual se espera una asistencia de más de 150 mil antorchistas provenientes de los municipios del oriente mexiquense, sobre todo, de Chimalhuacán e Ixtapaluca, donde gobiernan dos destacados antorchistas: el ingeniero Telesforo García Carreón y Maricela Serrano Hernández, respectivamente; que debido a su buena administración han logrado en unos cuantos años transformar el rostro de esas localidades, que durante décadas se mantuvieron en la marginación y abandono, y ahora, se encaminan firmemente hacia el progreso.

Con sus administraciones municipales de rostro humano y en favor de los habitantes más humildes de esta zona del Estado de México, ambos ediles han logrado una gran simpatía y arraigo entre los sectores más populares de esta región mexiquense y hoy, asisten al Estadio Azteca decenas y decenas de miles de ellos al festejo, a vivirlo a estar cerca de sus dirigentes históricos, como lo es también, el biólogo Jesús Tolentino Román Bojorquez, fundador del antorchismo en esa entidad, y dos veces presidente municipal antorchista en Chimalhuacán, y ahora, diputado federal, que se mantiene firme y encabezando las demandas no solo de los antorchistas del Estado de México, sino de todo el país, ante el Congreso de la Unión, para gestionar recursos públicos federales para la construcción de obras de infraestructura básica para localidades marginadas del país.

Por eso, con este festejo, los antorchistas del país, también festejamos con nuestros similares mexiquenses, porque ellos, hoy por hoy, representan la vanguardia de todo el antorchismo nacional, por eso estamos con ellos de fiesta y también estamos al pendiente de todas sus luchas que han encabezado a favor de los más pobres, así como también de todas las vicisitudes y dificultades que han enfrentado para mantenerse en la cabeza del Movimiento Antorchista, como han sido los intentos por detener y aniquilar a ésta gran organización de masas en el país.

También por ello, exigimos a las más altas autoridades de México, que se devuelva el cuerpo de don Manuel Serrano, padre de nuestra estimada alcaldesa de Ixtapaluca, que después de más de 8 meses de su secuestro por la mafia política mexiquense, según autoridades judiciales, han informado que fue asesinado por un grupo de criminales, pero a la fecha no se ha devuelto su cuerpo para darle cristiana sepultura, ejecutando así, un doble crimen, para doblegar la entereza de la compañera Maricela Serrano, que con su buen gobierno y su lucha por los pobres de Ixtapaluca está despertando muchas conciencias, muchas muestras de solidaridad; y lo que es más importante, sumando a miles y miles de mexiquenses a luchar por una vida mejor. Una prueba de ello, es ésta concentración histórica, como jamás en la historia del país, reunir a más de 150 mil antorchistas.

En este peregrinar de festejos a lo largo y ancho del país, donde se logró conjuntar a cientos de miles de antorchistas en los foros más grandes de las entidades de nuestra patria -como lo fue en San Luis Potosí en el Estadio Alfonso Lastras, que se abarrotó con más de 60 mil personas- estuvo presente el máximo dirigente del antorchismo nacional, el ingeniero Aquiles Córdova Morán, para dar un mensaje de aliento, de derrotero seguro y de esperanza a los pobres del país, en este México actual, que parece que se cae en pedazos por los últimos acontecimientos de violencia y muerte en el estado de Guerrero, para darnos un mensaje de razón revolucionaria; porque a lo largo de 40 años, los antorchistas también hemos sufrido en carne propia la represión despiadada de gobiernos crueles, de cárcel, golpes y asesinatos; pero nunca caímos en la desesperación o en radicalismos sin rumbo o en un Ludismo político; porque los antorchistas sabemos perfectamente quién son nuestros enemigos: es la pobreza, los autores de la injusta distribución de la riqueza social en México; por eso nuestra lucha es contra la pobreza; en eso se nos va la vida, gota a gota de sangre y seguiremos esperando, y seguiremos luchando hasta erradicar la pobreza el México. Que conste.

Ver también

La poesía, una herramienta al servicio del pueblo

Lirio Dení García Córdova Catedrática y miembro de la dirigencia estatal del antorchismo El día …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *