Inicio Municipios Asesinan a dirigente antorchista del norte de Edomex: JTRB

Asesinan a dirigente antorchista del norte de Edomex: JTRB

167
0
  • El dirigente estatal, Jesús Tolentino Román Bojórquez lo señala como un crimen político.
  • Como el secuestro y posterior anuncio del crimen del papá de la Diputada Federal Maricela Serrano.
  • Próximo jueves realizarán una marcha en demanda de justicia.

Por: Alfonso Lara

Toluca, México.- En conferencia de prensa, el dirigente estatal del Movimiento Antorchista en el Estado de México, Jesús Tolentino Román Bojórquez informó del asesinato de Christian Ramos Melchor, quien fuera su representante en la región norte de la entidad, cuya sede de coordinación se encuentra en el municipio de Atlacomulco.

Antorcha 2539 F2

Acompañado del pleno estatal de la organización social; del vocero nacional antorchista y de dirigentes estatales de la Ciudad de México, Hidalgo y Morelos, Román Bojórquez denunció el hecho como un crimen político con el que se recrudece el clima de siniestro contra su organización; al igual que el secuestro y posterior señalamiento de asesinato, de Manuel Serrano Vallejo, papá de la dirigente y hoy diputada federal Maricela Serrano; aunque nunca la PGJEM ha entregado su cuerpo a los familiares.

“Es un crimen político, al igual que fue el caso de don Manuel Serrano Vallejo, por lo que exigiremos al Gobernador del Estado, Eruviel Ávila Villegas, se investigue el caso y castigue a los responsables intelectuales y materiales”, advirtió.

Por su parte, el vocero del Movimiento Antorchista Nacional, Homero Aguirre Enríquez, dijo que este crimen no sólo lastima al antorchismo mexiquense, sino al antorchismo nacional, quien denunciará “en todo el país que en el Estado de México impera la impunidad y que la violencia se ha asentado en el Estado de México sin que las autoridades hagan algo para frenarla. Es necesario que el gobierno estatal tome acciones para encontrar a los asesinos materiales pero también a los intelectuales”.

El asesinato se da en un contexto en el que el antorchismo mexiquense mantiene luchas ante varios ayuntamientos porque sus presidentes municipales se niegan a atender las necesidades de miles de familias, como son los casos de la alcaldesa de Nicolás Romero, Angelina Carreño, y los presidentes de Los Reyes La Paz y Toluca.

Asimismo, destacó el líder antorchista que el antorchismo se encuentra organizando dos eventos multitudinarios para celebrar los aniversarios del antorchismo de Chimalhuacán, que reunirá 100 mil personas, e Ixtapaluca que concentrará a 80 mil.

Previamente, el líder del antorchismo mexiquense rememoró que en vísperas del evento del 40 aniversario de Antorcha en el Estado de México, había sido secuestrada una activista del trabajo campesino, con la finalidad de sabotear el evento que se llevó a cabo en el estadio de la Universidad Autónoma del Estado de México, mismo que reunió a 50 mil personas.

Por otro lado, Román Bojórquez destacó que el día de ayer, 9 de mayo de 2016, se había publicado un desplegado por parte de la organización, en un diario local, en el que denunciaban, ante la opinión pública, la guerra sucia en contra del antorchismo en el que con pinta de bardas e imágenes en las redes sociales se amenaza a líderes estatales antorchistas, principalmente en la ciudad de Toluca y en los municipios de Nicolás Romero y Los Reyes La Paz, en donde sus autoridades se niegan a atender las demandas de pueblo organizado en Antorcha.

Finalmente, Román Bojórquez y Aguirre Enríquez coincidieron en señalar que la muerte de un compañero es una ofensa para toda la organización, por lo que demandará al gobernador se aplique justicia, para este caso, como para la de don Manuel Serrano, que a casi dos años de su asesinato, no se ha castigado a los responsables.

Cabe destacar que, según datos proporcionados por la dirigencia antorchista de la entidad, Christian Ramos Melchor, de 30 años de edad, realizaba trabajo en la zona de Atlacomulco en donde atendía a 16 municipios. Era un hombre que no tenía vicios, era disciplinado; su vida era ordenada de tal manera que no se le puede relacionar con otras circunstancias que fueran motivo de su asesinato.