Inicio Tu Espacio Colonoscopía y otros procedimientos revelan claras ventajas en la detección de cáncer...

Colonoscopía y otros procedimientos revelan claras ventajas en la detección de cáncer de colon

193
0

*Lisa Boardman

Ciudad de México.- La colonoscopia es un método eficaz y comprobado de detectar el cáncer de colon en las primeras etapas, así como de identificar y extraer pólipos precancerosos. Este examen se realiza introduciendo por el recto una sonda larga y flexible, llamada colonoscopio, que contiene una cámara diminuta en la punta para permitir al médico detectar cambios o anomalías en todo el colon y el procedimiento normalmente dura entre 20 y 30 minutos. Si no se encuentran anomalías y la persona no corre más riesgo para cáncer de colon, entonces la colonoscopia se repite después de 10 años.

NncySldna 0517 F2

A pesar de que la colonoscopia sea un medio de detección muy eficaz, algunas personas prefieren evitarla debido a la minuciosa limpieza del colon y los sedantes que el procedimiento requiere. Una alternativa a la colonoscopia es la sigmoidoscopia flexible, que tiene una duración de 10 minutos. A fin de realizar ese procedimiento, se introduce por el recto una sonda fina y flexible con una diminuta cámara en la punta que permite al médico visualizar el interior del recto y la mayor parte de la porción inferior del colon, llamada colon sigmoideo. Éste estudio no requiere sedantes y la limpieza del colon generalmente es menos extensa que para la colonoscopia. Aunque su desventaja principal es que no puede descubrir anomalías en la parte superior del colon.

En caos que el paciente opte por someterse a una sigmoidoscopia flexible en lugar de la colonoscopia, sería provechoso que también se realizara anualmente otra detección para cáncer de colon, llamada prueba inmunoquímica fecal. Este se trata de un examen de laboratorio que revisa la presencia de sangre oculta en una muestra de heces. Cuando todos los años se hace la prueba inmunoquímica fecal, la sigmoidoscopia flexible generalmente puede repetirse cada 10 años, aunque podría requerirse antes según la situación particular.

Otra alternativa para algunas personas es someterse anualmente solo a la prueba de inmunoquímica fecal o a otro examen de heces similar, llamado prueba de sangre oculta en heces. Cuando esos exámenes revelan sangre en las heces, entonces se realiza la colonoscopia para intentar determinar la fuente del sangrado. No es necesario limpiar el colon para la prueba inmunoquímica fecal ni para la prueba de sangre oculta en heces y la muestra normalmente se recoge en casa.

Otras pruebas para detección del cáncer de colon incluyen la colonografía por tomografía computarizada, a veces llamada colonoscopia virtual, y una prueba de heces que examina cambios del ADN en las heces. Esos análisis también son menos invasivos que la colonoscopia y que la sigmoidoscopia flexible, aunque la colonografía por tomografía computarizada todavía requiere limpiar el intestino. La prueba del ADN en heces ha sido investigada menos extensamente que otros exámenes para detectar el cáncer de colon, sobre todo con respecto al punto hasta donde es necesario el seguimiento ante un resultado positivo de la prueba.

*Gastroenterólogo y Hepatología de Mayo Clinic.