Inicio Nacional Diputados antorchistas presentan Punto de Acuerdo para que AMLO implemente programa nacional...

Diputados antorchistas presentan Punto de Acuerdo para que AMLO implemente programa nacional de alimentos

184
0
  • 44 millones de mexicanos que se quedaron en casa no tienen comida.
  • Gobierno de AMLO debe resolver el problema.

Ciudad de México.- Diputados federales del Movimiento Antorchista presentaron al Pleno de la Cámara de Diputados, mediante un Punto de Acuerdo, por el que se exhorta al Gobierno Federal y al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para que se implemente un plan integral de distribución de alimentos y víveres en todo el país, para beneficiar a personas que viven en pobreza, marginación y exclusión social, así como también a miles de familias que ya no tienen comida porque perdieron su empleo, a causa de la pandemia ocasionada por el virus SARS-CoV-2, Coronavirus Covid-19, algunas de las cuales ya se encuentran protestando en las calles sin que nadie las escuche.

Los legisladores Brasil Acosta Peña, Lenin Campos y Eleusis Córdova, consideraron que el coronavirus ha golpeado la economía de miles de familias del país, «hasta el momento no se ha dado a conocer una estrategia integral por parte del Gobierno Federal y el presidente López Obrador, para atender el problema de la alimentación de la población que se encuentra en pobreza y tampoco de aquellos que han perdido sus empleos durante esta crisis de salud pública, dejándolos así, en total indefensión”, refiere el documento que presentaron.

A través del Punto de Acuerdo se exige que el gobierno de la República implemente, con urgencia, un plan integral de distribución de alimentos y víveres a fin apoyar a miles de familias, que son al menos 44 millones de mexicanos, que ya no tienen con qué comer debido a que se han quedado sin empleo a causa de las medidas «Quédate en casa» por la pandemia ocasionada por Covid-19.

Entre los argumentos que plantean los legisladores para justificar el punto de acuerdo se encuentran el hecho de que la reducción de la actividad económica ha provocado que muchas empresas tengan que cerrar, por consiguiente, la pérdida de 347 mil puestos de trabajo formales, solo entre el periodo comprendido del 13 de marzo y 6 de abril de este año, según datos de la Secretaría del Trabajo.

El problema se agravó porque de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, 52.4 millones de mexicanos viven en la pobreza y 9.3 millones en pobreza extrema, además, 89 millones no tienen acceso a la seguridad social.

Como segundo punto los legisladores agregan que la Cámara de Diputados exhorta al Gobierno Federal para que, transparente las acciones emprendidas y sus resultados para garantizar la sana nutrición de la población, asimismo, dé a conocer las estrategias llevadas a cabo durante la pandemia por la Secretaría de Bienestar y Seguridad Alimentaria Mexicana, para asegurar el derecho humano a la alimentación.

Lenin Nelson Campos Córdova dijo que no existe un mecanismo adecuado para que lleguen los recursos públicos a través de algún instrumento financiero y con ello puedan adquirir alimentos para su consumo personal y de sus familias.

“Los hechos descritos, vulneran lo establecido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la cual indica en el artículo cuarto que toda persona tiene derecho a la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad, por lo que el Estado tiene la obligación de garantizarla” afirmó Eleusis Córdova Morán.

“No pongamos en riesgo el derecho a la alimentación. El gobierno mexicano puede suspender de forma temporal proyectos que no son prioritarios en este momento como la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya o el aeropuerto en Santa Lucía y canalizar esos recursos en medidas extraordinarias para garantizar el bienestar de las familias”, expresó el diputado Brasil Acosta Peña.

Para sustentar la proposición, los legisladores indicaron que la pandemia ocasionada por el virus SARS-CoV-2, Coronavirus Covid-19, ha traído consigo un fuerte golpe a la economía, debido a que gran parte de las actividades productivas tuvieron que detenerse parcial o completamente a fin de disminuir los factores de propagación entre la población.

Agregaron que de acuerdo con cálculos basados a partir de los recientes pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI) se estima que en el país se queden sin empleo más de tres millones de mexicanos este año, tanto en el sector formal como en el informal, y será el mayor volumen de desocupados en la historia del país.

Los mexicanos se están quedando sin empleo. Solo para dimensionar esta situación, en las últimas semanas, las solicitudes para obtener el seguro de desempleo en la Ciudad de México aumentaron entre 30 y 40 por ciento, y por ello, más personas requieren de apoyos para subsistir, en su mayoría mujeres.

Ante esta pérdida de empleos, se le suma que muchos de los productos de la canasta básica han aumentado su precio, por ejemplo, el kilogramo de la tortilla que varía en precio en cada región del país. De igual forma, el kilogramo de frijol registró una elevación del 26.8 por ciento, luego de que las sequías golpearan su producción y; el arroz se ha encarecido 18 por ciento en las últimas semanas.

De acuerdo con la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), por la emergencia sanitaria, desde finales de marzo registró un aumento en el precio en algunos productos de la canasta básica como el limón con un alza de 15 por ciento, la naranja de tres por ciento, la carne de dos por ciento, es decir, entre dos y cinco pesos; y los embutidos un por ciento, entre dos y cuatro pesos.

Los efectos de la crisis alimentaria ya se muestran en el Estado de México donde los campesinos en extreman pobreza demandan despensas para sobrellevar la falta de trabajo para realizar la cuarentena Cristina Cruz García, campesina y madre de tres infantes, exigió a las autoridades estatales y federales que les entreguen alimentos “somos comunidades de bajos recursos, pedimos apoyo con alguna despensa porque nos preocupa el bienestar de nuestros hijos pequeños. Nosotros los adultos nos aguantamos el hambre, pero los niños no, por eso pedimos que no nos abandonen ni dejen solos”. En la misma situación se encuentra Griselda Arévalo, madre de tres infantes, quien requirió arroz, frijol o lentejas para sobrellevar la contingencia.