Inicio Estado de México El costo más oneroso de la corrupción es el social

El costo más oneroso de la corrupción es el social

208
0

La corrupción debe hacerse visible mediante la transparencia y la rendición de cuentas, pero también es necesaria la participación ciudadana para abatirla.

Toluca, Méx.- La política del combate a la corrupción debería ser un conjunto de herramientas e instrumentos que sirvan para prevenirla social e institucionalmente, advirtió en la Universidad Autónoma del Estado de México, el jefe de la Oficina de Combate a la Corrupción de Guadalajara, José de Jesús Sosa López.

Lo anterior, al dictar la conferencia “Las políticas anti-corrupción como estrategias de mejora de desempeño gubernamental”, en el marco del Seminario “Tendencias y Desafíos de la Administración Pública”, que se lleva a cabo dentro del programa de la Maestría en Administración Pública y Gobierno, que oferta la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Máxima Casa de Estudios mexiquense.

Ante los estudiantes de este programa, aseveró que cuando un acto de corrupción aparece, “lo menos relevante es el nombre de la persona que está involucrada; en cambio, el trámite, el lugar y la situación que permitió que esto ocurriera ocupan un lugar preponderante”.

Tras asegurar que el costo más oneroso de la corrupción es el social, Sosa López manifestó que “pensar en que es necesario hablar de la corrupción como un fenómeno que complica las cosas parece formar parte de nuestra historia, es un fenómeno al que estamos acostumbrados”.

El servidor público señaló que la corrupción por definición, es mala y toda la sociedad la rechaza, pero también nos enfrenta  a una discusión en la que todos la reconocemos como algo arraigado y no siempre estamos de acuerdo en cómo resolverla.

Consideró que la corrupción debe hacerse visible mediante la transparencia y la rendición de cuentas, pero también es necesaria la participación ciudadana para abatirla; “es necesario que sea visibilizada, adecuadamente diagnosticada y después combatida, pero todo inicia con la denuncia ciudadana”.

Finalmente, José de Jesús Sosa López comentó que tal vez el problema no se erradique, pero sí se puede incidir en los factores que lo producen con mayor intensidad; aseguró que la corrupción no puede considerarse sólo un elemento de discurso político y sí como un problema con profundas raíces sociales.

Deja un comentario