Inicio Tu Espacio En Acambay, más dolores que esperanza

En Acambay, más dolores que esperanza

295
0

Por: Yazareth Baltazar Salazar

El municipio de Acambay cuenta con un total de 60,918 habitantes, distribuidos en 102 comunidades, donde el nivel de marginalidad es de el 0.30 según la CONAPO; este índice nos ayuda a medir el rezago en el municipio en cuanto a servicios básicos: drenaje, agua, luz, etc. El Instituto Nacional De Estadística y Geografía dice que 15,074 habitantes que representa el 29.20% se encuentran en pobreza extrema; el 3.75% no asiste a la escuela, 29.17% no tienen acceso a los servicios de salud, 40.39% no tiene acceso a drenaje, 23.53% no tienen agua entubada de la red pública, 4.69% carecen de electricidad y el 13.26% son analfabetas.

De las participaciones estatales y federales del 2020, Acambay recibe un presupuesto total de 108.1 millones de pesos, el cual debería etiquetarse a obras y servicios para todo el municipio, pero parece ser que, al igual que el gobierno federal, “le cayó como anillo al dedo la pandemia” pues la presidenta muicipal no ha hecho más que escudarse para no atender las demandas de los habitantes. Desde abril de este año intentamos ingresar un oficio para solicitar despensas y kits sanitarios para los antorchistas del municipio, y la respuesta fue que “no podían atendernos por la pandemia”. Recordemos que la presidencia estuvo cerrada por cinco meses.

El viernes 11 de septiembre asistimos en comisión al Ayuntamiento, pero al intentar ingresar los policías nos cerraron el paso y cerraron las puertas del inmueble. Al decirles que queríamos solicitar una audiencia con la presidenta, se limitaron a llevar “el recado”, pero no regresaron. Por eso fue que realizamos un mitin frente a la presidencia: después de dos horas, prácticamente a punto de terminar nuestra actividad de denuncia, la presidenta, Esperanza González, se presentó ante nosotros acompañada de una comitiva, con una actitud retadora y con la intención de disolver nuestra manifestación. Argumentó que ella no trata con organizaciones sociales, que trata directamente con el pueblo y que nosotros los dirigentes no somos del municipio de Acambay.

Aquí quiero hacer una aclaración, su servidora no es originaria de este municipio, pero a lo largo de este año he estado realizando trabajo a favor de la gente político por encargo de mi organización: #AntorchaCampesina, y creo que la señora presidenta lejos de cuestionar nuestra procedencia, debería sentirse avergonzada de que gente que no es originaria de Acambay se preocupe, más que ella, por los Acambayenses más desprotegidos y olvidados.

En suma a lo anterior, ella argumentó que solo trabajará con los delegados y que con ellos tenemos que hacer llegar nuestras peticiones; o sea, se deslinda de su responsabilidad de atender al pueblo organizado y se la asigna a los delegados, como si ellos decidieran en qué se va a gastar el presupuesto del municipio, ¡un absurdo! Este último pretexto fue lo que llevó a nuestro dirigente, el licenciado Javier Palafox Padilla, a romper el diálogo con la presidenta, argumentando a los más de 70 antorchistas de Acambay presentes que era un diálogo de sordos y que no se llegaría a ningún acuerdo, pues, mientras los antorchistas intentaban dialogar, la comitiva de la presidenta trataba de provocarlos con insultos, provocación a la que no correspondimos. Antes de retirarnos, se le dejó claro a la presidenta que, si era necesario ir a palacio nacional a acusarla con el mismo presidente López Obrador, lo haremos. ¡Antorcha es el pueblo organizado y no permitiremos que ninguna autoridad intente atomizarnos y atemorizarnos!

Yo le digo a la señora presidenta: su bacheo en la carretera San Juanico-Pilares solo duró una semana; San Agustín Las Arenas no cuenta con drenaje ni agua potable, ni con carreteras dignas de transitar; tan sólo cito un par de ejemplos. ¿Acaso intenta justificar recurso no aplicado? Desde el inicio de la pandemia, y hasta hoy no existen módulos para que la población se realice la prueba del COVID-19, no ha apoyado con kits sanitarios para la prevención de la enfermedad, ocasionando así la propagación del virus en el municipio, pues al día de hoy (09/10/2020) se tiene un total de 165 casos confirmados y 8 defunciones, y a nivel nacional se registran más de 83,000 muertes y 804,488 casos confirmados; y la situación va en aumento. ¿Acaso piensa la presidenta que con entregar unas cuantas despensas a sus fieles seguidores ya abatió la pandemia?

La indiferencia e ineptitud del gobierno de #MORENA debe preocuparnos a todas y todos, y, en consecuencia, llevarnos a buscar una verdadera transformación para nuestro municipio, no la Transformación de Cuarta que se ha llevado durante 2 años por la Profesora Dolores Esperanza González Martínez; ¡Basta de demagogia! Debemos organizarnos, alzar la voz, y exigir a los funcionarios de la administración 2019-2021, que resuelvan los problemas de su verdadero patrón: el pueblo trabajador.