Inicio Nacional Entrega el ISSSTE al INSABI un hospital general con instalaciones nuevas para...

Entrega el ISSSTE al INSABI un hospital general con instalaciones nuevas para ampliar la atención de COVID-19 en Morelos

238
0
  • El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, señaló que después de 10 años de estar en ruina, este nosocomio se rehabilitó para dar servicios de hospitalización general y terapia intensiva a población del estado.
  • El Director General, Luis Antonio Ramírez Pineda, dijo que con la colaboración de la SEDENA se rehabilitó el Hospital General “Dr. Carlos Calero Elorduy” de Cuernavaca, en tan solo dos meses.
  • Una vez superada la pandemia, estas instalaciones serán devueltas al Instituto, con el que se ampliarán las camas censables disponibles en la zona metropolitana de Cuernavaca en 50%, para beneficio de más de 280 mil derechohabientes en Morelos y de entidades vecinas.

Ciudad de México, México.- El Director General del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez Pineda, entregó hoy al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) el nuevo Hospital General “Dr. Carlos Calero Elorduy” en Cuernavaca, Morelos, destinado en este momento para ampliar la atención a pacientes con COVID-19. “Es un logro que pocos imaginaron posible, y gracias al apoyo de la Secretaría la Defensa Nacional (SEDENA) se rehabilitó en tan solo dos meses. Hoy demostramos que sí se pueden hacer las cosas cuando se tienen compromiso con el pueblo” subrayó.

Durante la supervisión de este nosocomio que encabezó el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, acompañado de los Secretarios de la SEDENA, Luis Cresencio Sandoval González; de Marina, José Rafael Ojeda Durán, de Salud, Jorge Alcocer Varela, y de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño; el Gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo, y el Director General del INSABI, Juan Antonio Ferrer Aguilar, el titular del Ejecutivo Federal aseguró que después de 10 años de estar en ruina, este hospital se reconvirtió para enfrentar la pandemia y dar servicios de hospitalización general y terapia intensiva a población del estado que lo requiera.

“Se está adaptando para 30 camas más, este hospital va a tener 100 camas, una vez que termine la pandemia, se le entrega de nuevo al ISSSTE. Esto va a significar incrementar la capacidad de atención de derechohabientes en el ISSSTE en un 50 por ciento. A finales de este mes, entra ya en operación”, destacó el Presidente de México.

Ramírez Pineda dijo que esta acción es ejemplo de la estrategia integral que en materia de salud ha emprendido el Gobierno de México, para que ningún mexicano se quede sin atención en caso de contraer el coronavirus.

“La rehabilitación de este Hospital General responde a la necesidad de mantener una adecuada capacidad de repuesta frente a la contingencia sanitaria, a la necesidad de fortalecer la infraestructura hospitalaria del ISSSTE y de atender las necesidades cotidianas de servicios de salud. Lo hemos hecho también por instrucción presidencial en Delicias, Chihuahua, y en Tepic, Nayarit, donde prestamos instalaciones con el propósito de solidarizarnos con los que menos tienen”, puntualizó.

El Director General dijo que, una vez superada la pandemia, estas instalaciones serán devueltas al ISSSTE y se destinarán a lo que será el nuevo Hospital General “Dr. Carlos Calero”, con el que se ampliarán las camas censables disponibles en la zona metropolitana de Cuernavaca en 50 por ciento, respecto de las que actualmente tiene el Hospital Regional “Centenario de la Revolución Mexicana”, para beneficio de más de 280 mil derechohabientes en Morelos y de entidades vecinas.

“Con esta acción habremos de reducir el rezago quirúrgico como parte del Programa que el ISSSTE pondrá en marcha en todo el país. El Instituto ha enfrentado una serie de necesidades derivadas de la falta de inversión por mucho tiempo en todas sus áreas médicas. Sin embargo, como lo ha instruido usted señor Presidente, estamos en camino de superar los contrastes donde cohabitan unidades médicas de la más alta tecnología con otras que se caracterizan por su saturación, antigüedad y obsolescencia”, añadió.

A 60 años de su creación, detalló, en el ISSSTE estamos comprometidos a lograr una profunda transformación que implica mejorar la atención a la salud de todos nuestros derechohabientes y de todos los mexicanos.

“En el ISSSTE no bajaremos la guardia para que cada día más derechohabientes libren con éxito la batalla contra el COVID-19 y contra otras enfermedades como las crónico-degenerativas que tienen un severo impacto en la salud de los derechohabientes y que contribuyen también a la saturación de las unidades médicas y agudizan el déficit en el seguro de salud”, subrayó.

Por su parte, el Secretario de la SEDENA, Luis Cresencio Sandoval González, explicó que en el Hospital General “Carlos Calero Elorduy” se realizaron trabajos de ingeniería que consistieron en aplanado y pintura de muros y fachadas, sustitución de instalaciones eléctricas, cambio de pisos, baños, puertas, ventanas, instalación de sistemas de comunicación, red de gases medicinales, concina y sistema contra incendios.

Además, abundó, se adquirió equipo médico, de protección personal, medicamentos, insumos médicos, computadoras, impresoras, así como adecuaciones en las áreas de ginecología y pediatría en el tercer piso; reacondicionamiento de cinco quirófanos en el cuarto piso, tres de cirugía mayor y dos de cirugía ambulatoria.

Reinstalación de elevadores, construcción de una planta tratadora de aguas residuales, así como trabajos y actividades complementarias como transporte de material, equipo e insumos médicos destinados a garantizar los insumos del nosocomio.

“Esta instalación médica es parte de los 32 hospitales del INSABI que a través del Plan DN-III-E fueron rehabilitados y puestos en operación para brindar servicio médico de calidad a la ciudadanía. Se generaron empleos para 515 personas que participaron con los ingenieros en los trabajos de remodelación. El Hospital cuenta con 70 camas disponibles para la atención de pacientes COVID-19, 30 de ellas con ventilador y monitor en el primer piso para terapia intensiva y 40 de hospitalización en el segundo piso”, concluyó.