Inicio / Tu Espacio / Fiesta Revolucionaria en Michoacán

Fiesta Revolucionaria en Michoacán

Crónica de Édgar Garduño

Viajar hacia Morelia es llegar al territorio donde floreció una de las culturas prehispánicas más pintorescas del México antiguo: los purépechas. Es ahí, precisamente, en tierras michoacanas, donde la organización más fuerte y mejor estructurada de todo México, el Movimiento Antorchista, conmemora 45 años como parte de sus festejos nacionales.

Aún no amanece y la gente ya comienza a llegar al estadio Venustiano Carranza, inmueble histórico de la ciudad de Morelia. La mañana es fresca y algunos intentan amortiguar el golpe del frío con chamarras, cobijas y gorros, esperando la llegada del sol.

Familias enteras caminan hacia la entrada con banderas rojas en mano. Como si se tratará de la final de alguna justa deportiva se percibe el ánimo, las sonrisas, los gritos y chiflidos que son el preámbulo de la gran fiesta político-cultural que los espera.

Una vez adentro, el escenario recibe a los espectadores con enormes mantas que sintetizan el carácter y la fortaleza de la organización con frases contundentes; consignas claras que son una definición constante del trabajo y la filosofía que se persigue: “Antorcha es progreso”, “Antorcha es bienestar”.

Aunque persiste la oscuridad, todo se realiza en orden y disciplina. Poco a poco los asistentes van llenando los espacios y unos instantes después, el estadio luce abarrotado, desde las canchas hasta las gradas, el lleno es total.

Los moderadores encienden el ánimo, invitan a calentar las gargantas practicando las tradicionales consignas. Despiertan el interés incitando al público a mover las banderas, a ensayar las porras para entrar en calor.

Se anuncia la llegada del dirigente nacional de Antorcha, el ingeniero Aquiles Córdova Morán, y los aplausos no se hacen esperar. De un momento a otro cambia la atmosfera del lugar, una inyección de energía nutre a los asistentes que levantan sus manos, aplauden y lanzan consignas para recibir con cariño a su dirigente.

Como acto protocolario el Coro Monumental de Michoacán interpreta el Himno del Movimiento Antorchista que los 60 mil asistentes cantan al unísono.

El escenario es espectacular para una fiesta que a nivel nacional tiene un gran eco. No es un simple festejo, se trata de la conmemoración de más de cuatro décadas de lucha inalcanzable por defender a los pobres del país; más de 40 años levantando la voz, sin miedo alguno para denunciar los abusos de un sistema económico que engendra miseria; sí, se trata del aniversario número 45 de Antorcha en todo México.

Al estrado principal, Omar Carreón Abud, dirigente del antorchismo en Michoacán, da la bienvenida a los asistentes y da inició al contenido político del evento. No sin antes lanzar un llamado a quienes acusan al Movimiento de actos de corrupción,

En su turno al micrófono, Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán, sin rodeos agradece a la organización por su trabajo y se compromete a unir fuerzas con el antorchismo con respeto y admiración, bajo la consigna de la unidad y defensa de la organización del pueblo.

Al centro de la cancha, a los pies del templete principal un hermoso tapete que hace homenaje a la cultura purépecha salta a la vista por su majestuosidad, por sus colores y su trabajo a detalle. Justamente ahí, Aquiles Córdova Morán sube al estrado ante la mirada atenta de los asistentes.

Con la autoridad que caracteriza su discurso, el maestro Aquiles, como lo llaman con cariño quienes son parte de la organización, hace silenciar el recinto al iniciar con sus palabras. Sin perder nunca la esencia de lo que busca el atorchismo, habla de la miseria que vive el pueblo mexicano, de la falta de un gobierno que defienda los intereses de los más desprotegidos y la ininterrumpida lucha del Movimiento Antorchista por cambiar de raíz el sistema económico nacional desde hace 45 años.

Sus palabras son contundentes. México debe salir de la pobreza y sólo lo hará con la unidad del pueblo, con la alianza del propio pueblo y con un Estado que, con vigor, energía e ideas claras, gobierne como mejor le convenga al pueblo.

Para el dirigente nacional de la organización ha sido un error por parte del gobierno federal atacar al antorchismo pues son acciones que demuestran un rechazo total a la organización popular, al empoderamiento del pueblo pobre en una coyuntura donde lo más importante es la unidad y concientización política de los que menos tienen.

Así, con un mensaje claro, refirió: “Vamos a seguir luchando juntos del brazo de todos los mexicanos. No lo vamos a hacer solos, lo haremos todos y con organizaciones sociales que quieran aliarse, estamos abiertos a la alianza, México lo exige”.

Luego de terminada la disertación, los aplausos se alargaron y las consignas no se hicieron esperar. Al escenario suben los grupos culturales de la organización y la fiesta remata con un espectáculo de calidad. La música tradicional mexicana suena y jóvenes artistas del pueblo interpretan las notas mediante la danza para el deleite de los presentes.

Así, reuniendo a 60 mil ciudadanos, demostrando la fuerza de convocatoria, la unidad, la convicción por las causas de Antorcha, se festejaron 45 años de lucha; 45 años de iluminar al pueblo mexicano y conducirlos por el camino correcto.

Ver también

De organización popular a partido político

Laura Castillo García Vocera del Movimiento Antorchista en el Estado de México El próximo domingo …