Inicio Estado de México Flujo migratorio mundial responde a tres factores: José Crespo

Flujo migratorio mundial responde a tres factores: José Crespo

137
0
  • Los conflictos bélicos en países como Siria y Afganistán, que ocasionan desplazamientos masivos a Europa; el cambio climático, que exacerba los fenómenos naturales y provoca daños a infraestructura, así como la desigualdad económica, que motiva a los ciudadanos a desplazarse en busca de oportunidades.

Toluca, México.- Después de El Salvador, Honduras y Guatemala, México es la nación con mayor número de migrantes que se desplazan a Estados Unidos, lo que demanda políticas que protejan, promuevan derechos e integren a los migrantes a la sociedad, destacó en la Universidad Autónoma del Estado de México, el embajador de Bolivia en nuestro país, José Crespo Fernández.

Al participar en las actividades conmemorativas al 40 aniversario de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, el diplomático boliviano sostuvo que en la actualidad, el flujo migratorio mundial responde a tres factores: los conflictos bélicos en países como Siria y Afganistán, que ocasionan desplazamientos masivos a Europa; el cambio climático, que exacerba los fenómenos naturales y provoca daños a infraestructura, así como la desigualdad económica, que motiva a los ciudadanos a desplazarse en busca de oportunidades.

Ante el director de la Facultad, Marco Aurelio Cienfuegos Terrón, Crespo Fernández indicó que ante las amenazas de colocar un muro entre México y Estados Unidos, se necesita una “Diplomacia de los pueblos”, basada en escuchar y debatir propuestas de organizaciones sociales para influir en las decisiones gubernamentales.

En este evento, al que también acudió el presidente de Ciudad Digna A.C., Mario Alberto Medina Peralta, Crespo Fernández presentó un decálogo, el cual fue elaborado durante la Conferencia Mundial de los Pueblos por un Mundo sin Muros y Hacia la Ciudadanía Universal, que con la participación de representantes de 45 países se realizó en junio pasado.

Entre las propuestas destacan el rechazo hacia una criminalización de la migración, exigir a los gobiernos la creación y fortalecimiento de ciudadanías regionales que permitan la movilidad, así como plantear que el gasto público y los recursos sean destinados a la creación de programas de integración de los migrantes, enfatizó José Crespo Fernández.