Inicio Opinion Inaceptable, retención de periodista por maestros en protesta

Inaceptable, retención de periodista por maestros en protesta

176
0

Cuauhtémoc, Ciudad de México.- Los periodistas desde que nos iniciamos en esta profesión sabemos que es un ejercicio altamente peligroso, pero de ahí a que no se cumplan los mínimos protocolos para defender las libertades de Prensa y Expresión, existe una distancia enorme.

Anarchists, left, attack photojournalist Luis Castillo, center back to the camera, as other photojournalists try rescue him during a march in downtown Mexico City, Tuesday, June 10, 2014. Dozen of anarchists attacked photographers who covered the march of 43th anniversary of the 1971 student massacre known as ''El Halconazo''. (AP Photo/Marco Ugarte))

Los hemos denunciado, y son informaciones de las propias autoridades, que los periodistas caídos o víctimas de desaparición forzada antes fueron insultados, golpeados y amenazados.

Lo anterior lo reiteramos al solidarizarnos con todas las organizaciones, pertenecientes o no a la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX y por ende a la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP-México, en su severo rechazo al secuestro de informadores que sólo están cumpliendo con su deber, aunque sea por horas, por parte de los maestros en protesta y a su enérgica demanda para que las autoridades apliquen los protocolos correspondientes de seguridad y en última instancia se haga cumplir  la ley, puesto que estas agresiones, como todas de las que continuamente son víctimas los comunicadores no pueden seguir quedando en la vergonzante impunidad.

En efecto, es de alto riesgo cubrir la creciente inconformidad social en el país, pero al mismo tiempo es condenable e inaceptable que los líderes y maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, CNTE, secuestren a reporteros, fotógrafos y camarógrafos por cubrir sus actos de protesta.

Ahora fue en Tabasco, donde los mentores retuvieron por más de 5 horas a 10 colegas; antes fue en Guerrero, donde más de 100 periodistas fueron retenidos por cuatro horas y media por integrantes del Movimiento Popular Guerrerense, MPG, azuzados por maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero, CETEG, afiliada a la CNTE.

Comentario 0612 F3

Como ya se hizo costumbre, posterior a los hechos, declaran que no fueron ellos los autores de los atentados sino pobladores que los apoyan, como sucedió con sus propios colegas de la tercera edad que infamaron al raparlos y hacerlos caminar descalzos.

En cambio es gratificante que el gobernador de Colima José Ignacio Peralta Sánchez, al presidir la ceremonia conmemorativa del Día de la Libertad de Expresión, se haya comprometido a impulsar la creación de una Comisión para la Protección Integral del Ejercicio Periodístico, que permita ofrecer más garantías y mecanismos de seguridad a quienes ejercen el periodismo en esa entidad.

En Morelos, la reportera Estrella Pedroza, denunció que documentaba en video un caso de presunto abuso de autoridad, cuando uno de los elementos del Mando Único “tiró su teléfono móvil al piso y lo pateó, además de agredirla físicamente el pasado miércoles 8 de junio”.

En un video que circula a través de las redes sociales se puede observar a la reportera, quien fue agredida físicamente por elementos por los policías cuando documentaba la detención de un taxista en la Avenida Universidad del Norte de Cuernavaca.

Comentario 0612 F4

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos abrió una carpeta de investigación por la agresión de policías de Mando Único denunciada por la víctima, reportera de El Regional del Sur y corresponsal de La Silla Rota

El Gremio Nacional Organizado: Federación de Asociaciones de Periodistas, FAPERMEX; Club Primera Plana; Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP-México, y su brazo académico, Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE, declara su rechazo contundente a cualquier agresión a periodistas y exige de las autoridades competentes se investigue y castigue a los responsables de los hechos.