Mal clima provoca estragos en el campo mexiquense

    0

    Villa Victoria, México.- El agua es un factor importante para el desarrollo de los cultivos y la obtención de buenos rendimientos, pero la sequía que azotó durante abril, mayo y parte de junio además de otros factores como las heladas, mermaron y afectaron  al campo mexiquense dejando a miles de campesinos con pérdida total en su siembra.

    Debido a que decenas de hectáreas en el municipio se vieron afectadas por los cambios climatológicos atípicos registrados en este año, los productores agrícolas se ven en la necesidad de solicitar el apoyo de los tres niveles de gobierno pese a que Villa Victoria es una de las localidades más ricas en el abastecimiento de agua por contar con una presa que alimenta parte del sistema hidráulico de la capital mexiquense, Ciudad de México y algunos manantiales.

    Pero la escasez del vital líquido en algunas comunidades de este municipio es latente; la falta de sistemas para suministrar el agua es nulo, pero si se requiere hacer uso de la de la presa y son sorprendidos tomándola son multados, dijeron los afectados.

    Roberto Ortega, labriego de Villa Victoria perteneciente al ejido de San Pedro del Rincón señaló, “pedimos de la manera más atenta al gobierno del Estado de México, mayor atención a las labores del campo con programas y supervisiones para que si los cultivos requieren agua, ésta sea tomada del lugar más cercano sin ocasionar problemas para nadie, pues finalmente el agua es de los victorenses.

    Por otro lado Eladio Alanís Dionicio, líder antorchista de la zona, expresó que es preocupante la situación de pérdida que tuvieron los campesinos debido a la falta de lluvia y a las heladas, pues ellos invirtieron todo su capital en la siembra de este año y se desconoce cuántas más fueron las hectáreas afectadas.

    “Realizaremos una valoración mediante un recorrido para conocer el daño y posteriormente, nos trasladaros a la secretaria de Desarrollo Agropecuario (Sagarpa) y al gobierno del Estado de México a solicitar la ayuda para los productores que se quedaron sin nada”, mencionó.

    Cabe señalar que las heladas y la sequía, son los fenómenos climáticos que más afectan la vida del campo y en este lugar, la zona más afectada fue las Joyas, que con un 30 por ciento de crecimiento en la siembra tuvo pérdida total.