Inicio Municipios Pandemia de salud y oídos sordos del gobierno mexiquense y federal, pega...

Pandemia de salud y oídos sordos del gobierno mexiquense y federal, pega duro y con todo a campesinos

239
0

Joquicingo, México.- Derivado de problemas como la pandemia del coronavirus y la falta de apoyos por parte del gobierno federal y estatal, todos los agricultores del país se han visto seriamente afectados, aseguró Juan Pedro Martínez Soto, dirigente antorchista en la región Tierra Caliente-sur (RTC) del Estado de México.

En un video-mensaje el también dirigente del frente campesino en la entidad mexiquense señaló que el campo la está pasando muy mal, pues cientos de familias productoras han abandonado sus cultivos por la falta de insumos agrícolas subsidiados que la administración de Alfredo del Mazo Maza no otorgó este año a las familias productoras que dependían del fertilizante y herbicida para poder seguir produciendo las tierras.

Martínez Soto, expuso que en estos últimos meses las pérdidas en el campo se han visto reflejadas con la nula respuesta del gobierno estatal, quien negó el insumo agrícola a cientos de familias campesinas así como la pandemia derivada al Covid-19, fueron los principales factores para que los pequeños productores no puedan seguir sembrando o destruyeran sus cultivos por seguir las indicaciones de salud del aislamiento en sus hogares, así como el cierre de mercados, plazas u establecimientos donde estaban destinados sus productos agrícolas, pero también por las bajas en precio y demanda.

Así mismo el dirigente antorchista de RTC señaló que no existe un apoyo humanitario y control sobre la pandemia, pues las autoridades federales anunciaron a la población a regresar con una nueva normalidad sin importar el incremento en las cifras de contagios y decesos en las últimas semanas; sin embargo, dijo los diversos niveles de gobierno siguen sin brindar los apoyos alimenticios para las familias más vulnerables y afectadas.

Cabe mencionar que el campo representa el 15 por ciento del empleo por lo que se ha visto afectada la economía familiar de miles de familias campesinas antes y durante la pandemia de salud, pues denuncian que el gobernador Alfredo del Mazo al negarles el insumo agrícola subsidiado les pego con todo ya que no han podido sembrar y ahora sumando a ello el hambre que están padeciendo por la falta de sustentos alimenticios para sobrellevar la pandemia en sus hogares.