Inicio / Opinion / “Uno hace lo que ve”

“Uno hace lo que ve”

  • De lo lleno que está tu corazón, habla tu boca

René Narváez Lozada*

René Narváez Lozada*

Las redes sociales, en sí, no son malas ya que fueron creadas para informar; sin embargo, hoy en día, han sido utilizadas para -más allá de informar o difundir una noticia o hecho que nos sirva para estar enterados- magnificar las pasiones humanas, pero sobre todas aquellas que causan escándalo, dolor o pena a quienes las sufren o son víctimas de ellas…

Narvaez 0204 F1

Cada vez los medios de comunicación se llenan más y más de imágenes e información negativa, como por ejemplo actos de degradación, barbarie, terrorismo, fetichismo, bestialismo humano. Me aterra ver escenas de alta violencia explícita y, lo más grave, de todo es que mucha gente las festeja y difunde, hacen mofa o burla de ellas, como si fuera una broma… Sin embargo, se dice que sólo a una mente enferma le puede gustar o se puede reír de algo así. Recientemente los Psicólogos, Sociólogos, Antropólogos, Maestros, Criminólogos, Médicos, Psiquiatras y personas que estudian al hombre y su conducta empezaron a notar que de manera altamente dramática se había incrementado “la violencia social” en todos los niveles de la sociedad… Máxime se dijo que con la llegada de las redes sociales llámese Facebook, Twitt, etc… Todas ellas influyen positiva o negativamente en la conducta de la humanidad; y si le sumanos la influencia de los medios electrónicos: Televisión, Radio y Cine podríamos entender por qué hoy los estudiosos de la conducta humana digan que mediante la influencia y el usos de ellos se ha provocado que se incremente la violencia en el mundo y la razón es simple. “Uno hace lo que ve” es decir que el fenómeno origina que “Lo que se ve, se imita”. Y dice un principio bíblico. “De lo lleno que está tu corazón, habla tu boca” Ahora bien ¿Qué hacer ante este fenómeno? O bien ¿Cómo combatirlo? Lo primero que uno debe de entender es que todo lo que reciba como información el cerebro se va a quedar almacenado en la memoria visual o auditiva de él, por ejemplo: una imagen se dice que puede borrarse de la mente en un espacio de tiempo de entre 5 a 20 años y un sonido puede quedarse para siempre y por tal motivo, en el consciente, inconsciente o en el subconsciente, esta carga de información negativa o positiva -al acumularse en la mente humana- van a tener que buscar una salida; y es ahí donde está el peligro, ya que esa descarga se generan en base a lo que carga nuestra alma, nuestras emociones, instintos y en las necesidades de nuestro cuerpo afectivas, biológicas y hasta fisiológicas, de tal manera que, una vez que hemos entendido que: “Uno hace lo que ve”; está en uno decidir qué tipo de información deseas almacenar, en tu cerebro… o en ti. (Imágenes de Internet)

*Locutor y Cronista La voz de México

[email protected]

Ver también

¿Dictadura del proletariado?

Brasil Acosta Peña Dirigente del Movimiento Antorchista en el Estado de México Los grandes defensores …