Inicio Tu Espacio A pesar del gobierno morenista, Ecatepec sigue pobre y marginado

A pesar del gobierno morenista, Ecatepec sigue pobre y marginado

152
0

Por: Laura Castillo García, Vocera del Movimiento Antorchista en el Estado de México

Con cerca de tres millones de habitantes -uno de los asentamientos humanos más grandes de México, solo superado por la alcaldía Iztapalapa de la ciudad de México-, el municipio mexiquense de Ecatepec de Morelos sigue en la pobreza y marginación a que por años lo han sometido las autoridades municipales que lo han encabezado, pero que desde hace cerca de dos años está en manos del partido Morena, representado por Fernando Vilchis Contreras. Ahora los ecatepenses se arrepienten de haber votado por él porque dicen que en el 2018 los engañaron con aquello de “primero los pobres” y que ahora no solo están más pobres y marginados que antes, sino que también sufren represión.

En épocas de elecciones, Ecatepec es la joya que se pelean todos los partidos políticos porque este municipio, junto con otros de la Zona Metroplitana, concentra la mayor parte de los votantes del Estado de México cuya lista nominal es de 11 millones 500 mil personas. No obstante, una vez que llegan al poder, los políticos olvidan sus promesas de progreso y desarrollo y su objetivo se centra en ver qué beneficios personales sacarán, incluido el actual alcalde morenista Fernando Vilchis Contreras. “Solo vienen para acá cuando quieren votos, pero cuando ganan se olvidan de nosotros”, he escuchado en todas las ocasiones en que he visitado el municipio.

De acuerdo con los datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Ecatepec encabeza la lista de los municipios más pobres del país con 786 mil 843 personas en situación de pobreza. Además, hay 90 mi 438 personas en pobreza extrema y 696 mil 405 en pobreza moderada, por lo que la gente del municipio es fundamentalmente pobre y ella no puede introducir los servicios básicos por su propia cuenta; además, eso es obligación del gobierno municipal, el cual tiene dinero para ello: este año, las participaciones que recibe el Ayuntamiento ascendieron a más de cinco mil 751 millones de pesos. No obstante, existen colonias que albergan a 50 o 100 mil personas que viven sin redes de agua potable, drenajes, pavimentos y alumbrado público, lo que facilita que se multiplique la delincuencia que cada día crece más y el presidente morenista no hace nada para frenarla.

Actualmente, los habitantes de por lo menos 80 colonias, entre las que se encuentran: Luis Donaldo Colosio, Potrero del Rey, Cd. Cuauhtémoc y La Laguna de Chiconautla, viven esa marginación y pobreza. Por eso, desde que Vilchis Contreras asumió el poder, los vecinos de esas y otras colonias le solicitaron destinara partidas presupuestales para que introdujera redes del vital líquido, drenaje, pavimentos y alumbrado público; pero el edil morenista nunca  les dio respuestas positiva. Es más, a pocos días de haber llegado al poder, mandó retirar las pipas de agua que abastecían a dichas colonias y encarceló a quienes protestaron por ello, como sucedió con el señor Santiago Téllez.

La falta de agua entró en crisis con la pandemia del Covid-19 pues ello ha sido uno de los factores que ha favorecido la propagación del virus a tal grado que actualmente el municipio encabeza la lista de contagios y fallecidos en la entidad. Esta situación empeora porque Vilchis Contreras tampoco ha apoyado con alimentos a la gente, quien desde hace tres meses salió a ganarse la vida al comercio informal.

Una estrategia para frenar la pandemia es entregar alimentos básicos a la gente para que se quede en casa, en donde es fundamental el agua potable. No obstante, el presidente municipal se obstina en no resolver esas demandas.

Poco a poco a la gente que vive sin agua y entre polvo y lodo, se le está cayendo la venda de los ojos y preguntan: ¿dónde quedó aquello de “primero los pobres”? y ¿en qué se ha gastado Vilchis Contreras todo el dinero de las participaciones? Por eso, esperan las elecciones del 2021 para ajustar cuentas con Morena.