Inicio Tu Espacio Cada quien tenga lo que se merezca

Cada quien tenga lo que se merezca

308
0

Por: Norma Sánchez

En 1939 estalló la Segunda Guerra Mundial, guerra que dejó más de 60 millones de muertos y al mundo sumido en una miseria y crisis generalizada, de la cual los países tardarían años en recuperarse, no sólo los países sino los millones de sobrevivientes que se quedaron sin nada a causa de una guerra imperialista.

Desde entonces han pasado ya 81 años y hoy al mundo no lo azota la guerra sino una pandemia que va por el mismo camino, más de 408 mil personas han muerto por coronavirus en todo el mundo y hacia allá también se encaminan millones de personas que quedaron hundidas en la pobreza derivada de la parálisis económica que provocó la pandemia.

Recientemente el Banco Mundial alertó que este año la economía mundial se contraerá 5.2 por ciento debido al impacto causado por el Covid-19 y, de acuerdo al BM, esta es la recesión más profunda que enfrenta el mundo desde la Segunda Guerra Mundial, es decir, muchos países atravesarán una disminución del ingreso per cápita, llevando así a millones a la pobreza.

En el mes de abril el director del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, declaró que se acercaba una pandemia de hambre mundial,  porque ya había 135 millones de personas en el mundo que se acercaban al borde de la inanición y que se prevee que para finales del 2020 existan 130 millones de personas en situación de hambruna.

Sin embargo, ni la ONU ni el Banco Mundial fueron los primeros en pronunciarse sobre las repercusiones que habría en el mundo por la pandemia, pues desde el mes de marzo el Movimiento Antorchista se pronunció sobre que los gobiernos deberían tomar medidas necesarias para evitar que sus gobernados no murieran de hambre durante esta crisis sanitaria.

En el caso de México, un país con un gobernante ignorante sobre el virus y su llegada a la república, su presidente no tomo en serio las medidas sanitarias ni mucho menos echó a andar acciones que no solo combatieran los contagios sino también la falta de alimentos para millones de desempleados.

El Movimiento Antorchista lleva tres meses exigiendo al gobierno federal implemente un programa alimentario para las familias que se quedaron sin empleo o aquellas que aún no pueden salir a emplearse en el trabajo informal por miedo al contagio, pero Andrés Manuel López Obrador desdeña a los pobres, a aquellos por los que dijo que gobernaría.

Por el contrario, el presidente decidió levantar la cuarentena arriesgando al máximo contagio a la gente, y así es como ha estado sucediendo: se han multiplicado los casos de Covid-19 y las muertes por el mismo; es decir, “no se ha domado la pandemia” como lo aseguró López Obrador.

Él continúa feliz, feliz, con su nueva gira de “trabajo” que en realidad es una gira para tratar de levantar su desgastada imagen; dice el dicho que: “que cada quien tiene lo que se merece” y quizá los mexicanos nos hayamos merecido un gobernante indiferente al dolor de los pobres, inútil y estulto, pero que hoy es momento de abrir los ojos y darnos cuenta de que los mexicanos merecemos más, merecemos un gobierno que verdaderamente vele por los intereses del pueblo trabajador porque solo así en verdad tendremos lo que nos merezcamos. (Imágen tomada de la Internet)