Inicio Opinion In memoriam Manuel Serrano Vallejo ¡No al olvido! ¡Sí a la lucha!

In memoriam Manuel Serrano Vallejo ¡No al olvido! ¡Sí a la lucha!

211
0

Laura Castillo García

Don Manuel Serrano Vallejo, un sencillo hombre de la tercera edad que fue secuestrado la mañana del domingo 6 de octubre del año 2013, nunca más volvió a ser visto por su esposa e hijos, ni por sus amigos y demás familiares: a pesar de que se supo que fue asesinado, las autoridades de todos los niveles de gobierno no hicieron mucho por entregar sus restos mortales a sus familiares.

Han transcurrido ocho años del acontecimiento con el que se pretendió llenar de temor a la entonces presidenta municipal de Ixtapaluca, Maricela Serrano Hernández, quien a pesar de ello mostró valentía y fortaleza de ánimo y siguió adelante con su trabajo al frente de la administración municipal.

Hoy, gracias al homenaje con trabajo cotidiano que Maricela le ha rendido a su padre durante ocho años, él pasó de mártir a símbolo de progreso, pues, si desde que peleó la presidencia municipal de Ixtapaluca, Maricela ya tenía en mente trabajar para el bien de la población los gobiernos con más sentido humano que encabezó de 2013 a 2015 y de 2019 a 2021, además del que encabezaron Carlos Enríquez Santos y Yessica González Figueroa, durante 2016 a 2018, , con el asesinato de don Manuel reafirmaron su convicción de laborar y convertirse en los representantes del pueblo trabajador del que formó parte don Manuel, quien, como mencioné líneas arriba, fue un modesto vendedor de periódicos y revistas, actividad que fue el sustento de sus hijos, a quienes con mucho esfuerzo les dio estudios y carreras universitarias.

En los apoyos médicos durante la pandemia, en las pavimentaciones, en los arreglos a escuelas y unidades habitacionales, en los gimnasios polivalentes, en las albercas olímpicas y semiolímpicas, en las redes de agua potable, de drenaje, de electricidad; en las obras hidráulicas para que el municipio no se inunden, en la Escuela de Bellas Artes y de Música en donde niños y jóvenes tienen la oportunidad de formarse en esas bellas disciplinas, y en muchas obras públicas más, está el espíritu de un modesto vendedor de periódicos y revistas que no solo trabajó duramente para sacar adelante a sus hijos, y a quienes -junto con doña Guadalupe, su esposa- educó no solo para que se convirtieran en mujeres y hombres de bien, sino que los hizo tan sensibles y generosos que cuatro de ellos dedican su vida a la construcción de un México más amable para los que han sido marginados de las oportunidades y el progreso.

Don Manuel Serrano Vallejo, no solo fue el padre de cuatro antorchistas destacados (Maricela, Iris, Lorenzo y Manuel), suegro de nuestro dirigente histórico Jesús Tolentino Román Bojórquez y abuelo de Atenea, Aquiles y Eliuth, también da nombre al emblemático Centro Recreativo para Adultos Mayores Manuel Serrano (CERMAS) de Ixtapaluca en el que abuelitas y abuelitos gozan de instalaciones de primer nivel en el que se cuida su salud, se les brindan terapias físicas y talleres de recreación para que tengan una buena salud física y mental; es decir, se les consciente de manera integral como una forma de reconocer todo lo que les han dado a sus familias, y a la sociedad, en toda una vida de trabajo.

En Antorcha no olvidamos a don Manuel Serrano Vallejo, rendimos homenaje a su memoria, pero también refrendamos nuestro compromiso con él, y con toda la clase trabajadora, de seguir en pie de lucha para erradicar la pobreza en México y construir un país mejor para todos.