Inicio Tu Espacio Pandemia eliminó gran parte de conquistas laborales de mujeres

Pandemia eliminó gran parte de conquistas laborales de mujeres

134
0

Por: Carlos Ugalde Sixtos

Entre todas las calamidades que en el mundo laboral se están padeciendo a consecuencia de la pandemia, una de las más dolorosas, sin lugar a dudas, lo constituye la pérdida de conquistas laborales que las mujeres, con mucho sacrificio, habían logrado.

Es claro, dice Michelle Ferrari, presidenta del Women Economic Forum Iberoamérica (WEF), “que la pandemia amplió las brechas laborales para nosotras”. Y aunque la Covid 19 ha servido para que las empresas acepten el trabajo desde casa, poniendo todo en la balanza, el resultado es negativo, afirma.

Las mujeres, de por sí, ya tenían mucho menos acceso al mercado laboral, enfatiza la consultora organizacional. El desempleo afectó a todos los grupos que tenían un ingreso por su trabajo, pero hasta ahora ellas siguen “representando las mayores bajas”. Pues mientras 1.1 millones de hombres siguen sin empleo, hay casi 3 millones de trabajadoras sin uno.

Aunado a esta situación, ya de por si deprimente, el cierre de las escuelas trajo una carga adicional a las madres trabajadoras. Si hay en el hogar niños de preescolar o de los primeros grados de primaria, ellas se han visto en la necesidad de asumir, en los hechos, el papel de docentes. Además, todo lo que se tiene que hacer en casa (sanitización frecuente de toda la casa, de bolsas y paquetes que llegan del exterior, etc.) para no poner en peligro nuestras vidas por un probable contagio, implica un esfuerzo adicional que se ha delegado, en su mayor parte, en las mujeres.

Por si fuera poco, diferentes fuentes oficiales han informado que, tanto la violencia contra las mujeres en el ámbito familiar, como los feminicidios en general, han incrementado durante los 7 meses de confinamiento por la pandemia. Y todo esto acontece desde hace siete meses en la sociedad mexicana, desde su célula más pequeña, la familia, sin que se vea la más mínima comprensión por parte del gobierno federal. Muy por el contrario, algunos funcionarios del mas alto nivel del gobierno morenista, como por ejemplo el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, han llegado a declarar que los feminicidios y la violencia, en general, en contra de las mujeres, “es porque ellas provocan”, etc.

En el Estado de México, la tarjeta rosa, que es un apoyo dirigido a las madres trabajadoras, tiene un alcance muy limitado. Por su parte, el gobierno federal ha eliminado, entre muchos otros apoyos sociales, el programa para la detección del cáncer de mama. En fin, el caso es que a las mujeres trabajadoras, en esta pandemia, difícilmente les podía haber ido peor. Sin embargo, la lucha de las feministas es, ni más ni menos, la misma de todo el pueblo trabajador. Por ello no deben de apartarse de la lucha general, ya que toda división debilita al pueblo trabajador y, beneficia, por tanto, a la clase dominante.

La situación especial que está viviendo el país y el mundo entero, requiere de apoyos también especiales por parte del gobierno federal, el cual lejos de desaparecer programas asistencialistas, fideicomisos, etc., con el endeble argumento de que, al hacerlo está combatiendo a la corrupción (remember el INDEP), debería de estar haciendo llegar a cada hogar un apoyo integral que contemplara: alimentación, medicina y educación por lo menos de aquí hasta que lleguen las vacunas contra el Covid 19. De no hacerlo, el gobierno morenista ya puede empezar a hacer maletas, pues el voto de castigo se hará sentir en el 2021. Eso que ni que.