Inicio / Opinion / La renovación del PRI ¿no aplica en Hidalgo?

La renovación del PRI ¿no aplica en Hidalgo?

Laura Castillo García

Vocera del Movimiento Antorchista en el Estado de México

Recientemente, el periódico El Sol de Hidalgo publicó declaraciones de la diputada federal hidalguense, Carolina Viggiano Austria, quien señaló que “el PRI alista para el 12 de agosto próximo su reunión plenaria de la XXII Asamblea Nacional para discutir y tomar las mejores decisiones sobre el México de hoy y del mañana”.

Asimismo, dijo que el PRI “busca la renovación como la mejor ruta para construir un México mejor, más incluyente, democrático y, desde luego (fijémonos bien), estar a la altura de la confianza de la ciudadanía rumbo al 2018, tal como ocurrió en las recientes elecciones de los estados de México y Coahuila”.

Pero no fue todo, la diputada priista enfatizó en que “no se trata solo de cambiar los documentos básicos, sino también sus actitudes personales, la manera de relacionarnos con la ciudadanía, de cerrarle el paso a la corrupción, al abuso de autoridad por parte de militantes y sobre todo de servidores públicos emanados de nuestro partido”.

Y, ya casi a punto de llorar por la impresión que causan sus palabras, la diputada federal “dio la bienvenida a la crítica, la autocrítica y a las mejores propuestas para los problemas y retos que enfrenta el país”.

Si tan buenas intenciones tienen los priistas para renovarse a través de la autocrítica y relacionarse de manera diferente con la ciudadanía para recuperar su confianza, ¿por qué esperar hasta el 12 de agosto para poner en práctica tan maravillosos planes?

¿Por qué en Hidalgo, su gobernador Omar Fayad Meneses no se pone la capa de priista renovado, cercano a la gente, acorde a los planes nacionales de su partido, y sigue maltratando a la gente que le exige cubra sus promesas de campaña y haga obra pública para los más necesitados? ¿O es acaso que la renovación del PRI no aplica en Hidalgo?

Desgraciadamente, parece que la renovación no aplicará en Hidalgo: desde que Fayad Meneses encabeza la administración estatal, hace 10 meses, no ha atendido –y parece que no tiene intenciones de atender- las necesidades de los más desprotegidos relativas a caminos, pavimentos, vivienda, despensas, albergues estudiantiles, escuelas, redes de agua potable y de electrificación; nada del otro mundo como se ve.

La negativa de Fayad Meneses, quien hizo promesas vanas en campaña electoral, no ayuda al progreso de la entidad que gobierna, la cual ocupa la séptima posición dentro de los estados más pobres del país: de tres millones de hidalguenses, por lo menos 1.5 millones vive en condiciones de pobreza, 350 mil padecen pobreza extrema, 771 mil no tiene acceso a servicios básicos en sus viviendas, 903 mil no tiene acceso a la alimentación, 343 mil  vive en rezago educativo y un millón 964 mil carece de acceso a la Seguridad Social porque no tiene empleo fijo.

Dudo mucho que con actitudes negativas hacia sus gobernados como las que presenta Omar Fayad Meneses en Hidalgo, el PRI pueda recuperar la confianza de la ciudadanía. Es más, le recuerdo a la diputada federal hidalguense que en los estados de México y en Coahuila las autoridades electorales todavía no emiten fallo definitivo debido a lo cerrado de las votaciones, lo cual refleja las crecientes decepción e inconformidad de la gente hacia su partido.

Los mexicanos ya estamos hartos de grandilocuentes declaraciones de los políticos que siguen creyendo que los mexicanos somos idiotas y les vamos a creer todo lo que digan. Si quieren recuperar la confianza de los mexicanos, deben demostrar con hechos que en verdad el PRI se renovó, que sus políticos son cercanos a la gente porque atienden sus necesidades y no, por el contrario, que los ignoran y atacan nada más porque les exigen que cumplan con su obligación de mejorar las condiciones de vida de los más desprotegidos. Esa es la única vía por la que el PRI recuperará la confianza de los mexicanos y por la que Hidalgo saldrá del vergonzoso lugar de pobreza y miseria que actualmente ocupa.

Ver también

La impunidad en un gobierno de 4ta

Carlos Ugalde Sixtos Los últimos acontecimientos violentos de la semana pasada, hacen quedar muy mal …